Andrés Ríos, nuevo director de El Ideal Gallego: “Mi objetivo es mantener, e incluso hacer más grande, este diario centenario”

Andrés Ríos, el nuevo director de El Ideal Gallego/Javier Alborés

Andrés Ríos Mejuto ha sido nombrado recientemente director de El Ideal Gallego, y asume también la coordinación editorial del grupo La CapitalEl Ideal GallegoDiario de FerrolDiario de ArousaDiario de Bergantiños dxt campeón–. Su nombramiento forma parte del proceso de renovación y transición digital que Editorial La Capital ha venido realizando en los últimos meses, que han dado lugar a una reestructuración en la dirección de las diferentes cabeceras.


Tras más de veinte años en dxt campeón, el emblemático periodista coruñés da un paso adelante para dirigir el rumbo de las cabeceras del grupo. Ríos comenzó su carrera periodística en Radio Cadena Española, pasando después a Radio 80 y a la TVG. En 1984 llegó a la redacción de El Ideal Gallego, donde desarrolló su trabajo en varias secciones como Local, Nacional, Internacional o Deportes, la cual dirigió. En el año 2000 se incorporó a dxt campeón como redactor jefe, accediendo en 2009 a la dirección del periódico deportivo de nuestra editorial.


Enhorabuena por su nombramiento. ¿Qué supone para usted hacerse cargo de la dirección de El Ideal Gallego?


Muchas gracias. Pues, ante todo es un orgullo. Es como si me nombrasen capitán del equipo de mis amores, en el que he crecido como persona y como profesional. Pero también es una gran responsabilidad; la responsabilidad de mantener y mejorar, en la medida de lo posible, a un grande entre los suyos.


Es un orgullo hacerte cargo de la dirección de El Ideal Gallego


Y en cuanto a la coordinación del grupo La Capital, ¿es un reto marcar el rumbo de las cinco cabeceras?


Un reto enorme. Tienes que poner tu cerebro a funcionar en cinco “modos” distintos porque, aunque la filosofía general del grupo sea común, cada cabecera tiene una idiosincrasia propia, su propia personalidad, su propia forma de ser. Cada una se debe a sus lectores y cada una sabe lo que les demandan y lo que buscan cuando abren nuestros diarios.


Cada cabecera tiene una idiosincrasia propia 


Ha pasado más de veinte años en dxt campeón. ¿Cuáles fueron los momentos más especiales que recuerda de esta etapa que se cierra?


Momentos especiales ha habido miles. Unos especialmente buenos y otros especialmente malos. Tuvimos épocas en las que otros diarios deportivos locales quisieron hacernos desaparecer, por ejemplo. Fue una época muy dura en la que hubo que bregar mucho. Pero, gracias a la confianza y fidelidad de nuestros lectores, aquí estamos: somos el diario deportivo más importante de Galicia.


Gracias a la confianza y fidelidad de nuestros lectores somos el diario deportivo más importante de Galicia


También ha habido momentos muy buenos, como los que nos han proporcionado el Liceo, el Dépor, los incontables equipos modestos de todas las modalidades deportivas de la ciudad y comarca. No hay cosa más satisfactoria que publicar una página con unos niños de 10 años celebrado un triunfo. Y después la gente, tanto los deportistas como los directivos de clubes pequeños, que regalan su tiempo y, a veces incluso su patrimonio, para que un barrio, una aldea o una peña de amigos disfruten de una misma ilusión. En el deporte hay mucha gente buena que lo vive de una manera muy sana, muy “deportivamente”, aprendiendo a ganar y a perder.


No hay cosa más satisfactoria que publicar una página con unos niños de 10 años celebrado un triunfo


¿Cuáles son los objetivos principales de esta nueva etapa?


El objetivo principal es seguir adelante con la ilusión del día de su fundación. Mantener, e incluso hacer más grande, este diario centenario. La clave, en mi opinión, está en acercarlo más aún a nuestros lectores, hacerlos copartícipes de su evolución diaria; aceptar ruegos, preguntas, sugerencias, opiniones, informaciones, denuncias y todo lo que crean que nos pueden aportar. Convertirnos en el altavoz de sus alegrías y de sus penas. Que sepan que somos de los suyos y contamos con ellos.


La clave está en acercar más aún el periódico a nuestros lectores


Uno de los puntos fundamentales de la nueva estrategia digital del grupo consiste en llegar a lectores de diferentes generaciones. ¿Cómo se consigue esto?


El empuje digital del grupo es, en los tiempos que vivimos, absolutamente imprescindible para captar el interés de la gente joven, que no se suele parar más de cinco minutos a hojear un periódico, a no ser que le interese muchísimo la noticia.


Lo que nos ofrece el mundo digital es inmediatez y concisión


Lo que nos ofrece el mundo digital es inmediatez y concisión. El joven tiene prisa y lee con rapidez. Pero a la vez que resumes una noticia en un buen titular, también puedes ampliarla para los lectores, jóvenes y no tan jóvenes, que estén interesados en los detalles. Pero lo fundamental en el mundo digital es la inmediatez, contarlo casi mientras está sucediendo. Y eso es lo que nos da la web.


Los periódicos de la editorial son fundamentalmente locales. ¿Cree que la información de cercanía sigue siendo importante para la gente?


Importante no, importantísima. ¿Qué nos interesa más, lo que pasa en Francia o lo que pasa en Malasia? ¿Lo que pasa en Soria o lo que pasa en Lugo? ¿Lo que pasa en casa del vecino o en nuestra casa? Cuando ves en la calle algo que te llama la atención ―una caída, un choque, una aglomeración de gente…―, lo primero que haces al día siguiente es ir rápidamente a tu periódico a ver si dicen algo de lo que ha pasado. Claro que interesa la información local. Tu ciudad es la casa que te acoge.


La información de cercanía sigue siendo importantísima


¿Cuáles cree que son los retos actuales en el periodismo digital?


Pues, como he dicho antes, la inmediatez y, sobre todo, ser capaz de destacar entre los millones de informadores que nos encontramos al golpe de pulgar. ¿Cómo se consigue eso? Con credibilidad y hablando el mismo lenguaje que habla la gente. Quizás lo segundo debería ser lo primero, porque si el lector te entiende claramente, te cree, sabe que no le estás engañando, te siente como uno de los suyos.


El periodismo debe hablar el mismo lenguaje que habla la gente


¿Ha cambiado mucho el periodismo desde que empezó a trabajar?


A ver, cuando yo empecé a trabajar mojábamos la pluma de oca en el tintero y llevábamos manguitos. Ahora las máquinas ya casi nos leen los pensamientos. No, ahora en serio. Pues claro que ha cambiado, y mucho. Ya no solo en el tema de edición, maquetación, impresión, etc. Para mí lo más importante y en lo que más se ha mejorado es en la facilidad de encontrar documentación de todo tipo. Antes, o eras un genio y tenías un cerebro privilegiado, o tenías que estar consultando constantemente enciclopedias y multitud de libros de referencia para no meter la pata. Ahora eso es muchísimo más fácil, aunque siga siendo posible meter la pata bien metida, que de todo hay en la viña del Señor.


Inmediatez, contenidos multimedia, redes sociales… ¿Cree que ahora es más fácil que nunca estar informado al minuto?


Por supuesto, eso es innegable. Pero lo que también es cierto es que tan fácil es estar informado como estar desinformado. O mejor dicho, mal informado. Eso de los bulos, interesados o no, corre como la pólvora.


Es tan fácil estar informado como estar desinformado


Por último, un mensaje para su equipo: ¿qué le apetece transmitirles en un momento como este?


Lo que quiero transmitirles es que pongan en este gran y difícil empeño toda la ilusión y el trabajo que prometo poner yo. Que sientan los colores, que adoren lo que hacen y se sientan orgullosos de ello. Que vengan a trabajar contentos y se vayan más contentos todavía. No hay mayor satisfacción personal que el trabajo bien hecho y si se comparte con tus compañeros, mejor todavía.



Andrés Ríos, nuevo director de El Ideal Gallego: “Mi objetivo es mantener, e incluso hacer más grande, este diario centenario”

Te puede interesar