Jerzy Janiszewski, en Monty

La galería Monty4 ofrece la muestra CREADAS, del artista polaco Jerzy Janiszewski ( Plock, 1952) que, desde 2009, reside en A Coruña. Graduado en la Academia de Bellas Artes de Gdansk ( 1976) y autor del famoso logo Solidaridad ( 1980), que hizo para ilustrar el movimiento obrero del mismo nombre de los astilleros de Gdansk, es actualmente uno de los artistas gráficos más reconocidos de Europa. La obra que presenta está formada por composiciones abstractas de técnica mixta, en las que mezcla el collage de cartones y papeles con toques de pintura y sueltos grafismos, realizadas con cuidadas entonaciones y bien articulados ritmos, de manera que la desechada materia se transforma en vehículo para abrir inéditos y sugeridores escenarios, en los que aflora una especial poesía. Los materiales humildes y desechables, como unos billetes de metro, cartones de tabaco, trozos de cajas de embalaje y de bolsas de compra rasgadas devienen así en nobles portadoras de recuerdos, en ecos de instantes perdidos, a la vez que actúan como lo hace la mancha de óleo o de acrílico en el expresionismo abstracto o en el tachismo; es decir, crean tensiones anímicas, abren espacios de luces y de sombras, comunican con ese otro lado de lo innombrable. Un ejemplo de esto es la pieza que titula “Secreto”, en la que un cartón beis, rasgado por la mitad y colocado sobre un liso fondo gris, abre una oscura grieta hacia la que apuntan unas fechas negras. De la libertad de formas creadas por la imaginación da fe el cuadro “Espejo azul”, un irregular espacio celeste sobre el que se proyectan las blancas y negras aristas de un quebrado pasaje; de cómo se desparraman los pensamientos y las ideas, a la manera de rastros llevados por el viento, habla la obra “ No Ticia”. A las inquietantes figuraciones de la oscuridad nos llevan las obras “Impresión nocturna” y “Nocturno” y ante su espeso y opaco silencio negro nos deja situados el cuadro “The End”. De resonancias suprematistas es la pieza “Black C”; mientras otras, como “Vía Láctea”, “Secuencia oriental” o “Laberinto” juegan con la seriación o repetición de un elemento, próxima al minimalismo, pero remiten también a aspectos de la poesía concreta y de la imagen textual donde la escritura es utilizada como elemento plástico. Este uso de la imagen textual, con cercanía a los famosos caligramas de Apollinaire y a los collages Merz de Kurt Schwitters, es visible es obras, como la titulada “Cali for Nia”, donde las blancas letras de la palabra, dispuestas en tres partes, sobre un fondo negro, permiten un juego combinatorio. Es evidente, en toda la obra de este artista, el profundo conocimiento que tiene de los movimientos renovadores del arte contemporáneo y que él explora y combina de un modo absolutamente personal, dejando constancia hasta en el mismo título de “Creadas” que lo que hace con sus materiales y medios es utilizar lo informe, como se haría con el barro adámico, para dar a luz o crear formas nuevas e irrepetibles.

Jerzy Janiszewski, en Monty

Te puede interesar