Lunes 25.03.2019

La Unión Europea rechaza renegociar el Brexit, pero está dispuesta a aclaraciones sin abrir de nuevo el pacto

El presidente Jean-Claude Juncker manifestó que el acuerdo del 25 de noviembre es el único posible

La primera ministra británica, Theresa May, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker | OLIVIER HOSLET
La primera ministra británica, Theresa May, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker | OLIVIER HOSLET

La Unión Europea (UE) descartó ayer renegociar el acuerdo sobre la retirada del Reino Unido, pero se mostró dispuesta a dar “clarificaciones”, después de que la primera ministra británica, Theresa May, pidiera más garantías sobre el pacto para aprobarlo en el Parlamento de Londres.
“El acuerdo del 25 de noviembre es el mejor posible y el único posible. No hay espacio para renegociar, pero sí para una mayor clarificación e interpretación sin abrir de nuevo el pacto”, dijo el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ante el pleno de la Eurocámara.
El político luxemburgués realizó esas declaraciones después de que May decidiera el lunes retrasar la votación del acuerdo del Brexit en la Cámara de los Comunes, prevista para ayer, al constatar que no tenía apoyos suficientes para sacarlo adelante.
La jefa de Gobierno británico anunció el lunes que pediría a los líderes de la UE “garantías adicionales” sobre el mecanismo de seguridad diseñado para evitar una frontera en Irlanda del Norte que, según los euroescépticos, puede obligar al Reino Unido a mantener el vínculo con las estructuras comunitarias durante años.
De hecho, la cuestión irlandesa es el principal escollo para que el Parlamento británico apruebe el pacto, un visto bueno necesario para que el acuerdo entre en vigor el próximo 29 de marzo, cuando el Reino Unido dejará el club comunitario. El 25 de noviembre, los líderes de la UE ya dieron su respaldo político al documento.
Ayer, Juncker se mostró “asombrado” de que con el acuerdo ya cerrado hayan surgido “problemas en el último tramo de la carrera”. Se refirió de manera explícita a la cuestión irlandesa e insistió en que no se renegociará, para recalcar: “Nunca dejaremos tirada a Irlanda, nunca”.
El presidente de la CE, acompañado del negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, mantuvo en Bruselas un encuentro con la “premier” británica, quien antes, se reunió con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.
Durante la jornada, May también estuvo en La Haya con el primer ministro holandés, Mark Rutte, y en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel.
El objetivo de esa gira europea es lograr concesiones de la UE para ajustar el acuerdo del Brexit.
Así, el secretario de Estado británico para el pacto, Martin Callanan, declaró al llegar a una reunión de ministros en Bruselas que May busca “garantías adicionales jurídicamente vinculantes” que aseguren que el Reino Unido no quedará “atrapado permanentemente” en la salvaguarda para evitar una frontera física con Irlanda, antes de someter el acuerdo a votación en el Parlamento.
La salvaguarda establece que, si no hubiera un acuerdo comercial bilateral al final del periodo de transición, en diciembre de 2020, todo el Reino Unido formaría una unión aduanera con la Unión Europea, pero la provincia británica de Irlanda del Norte tendría un estatus especial más alineado con el mercado único europeo.Ante los últimos acontecimientos, la titular francesa de Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, aseguró que la posibilidad de que el Reino Unido abandone la UE sin un acuerdo “no es improbable”.
“Este acuerdo de retirada es el único posible. Hemos hecho muchas concesiones para alcanzarlo, así que sinceramente esperamos que pueda haber una mayoría para ratificar el pacto”, añadió al llegar a la reunión de ministros en Bruselas. 
La responsable sueca de Asuntos Europeos, Ann Linde, descartó una posible renegociación del acuerdo de retirada, que consideró “muy bueno”. No obstante, reconoció que interesa a la UE y al Reino Unido tener un Brexit ordenado y agregó que “todo el mundo intentará lo mejor”.
El ministro de Exteriores danés, Anders Samuelsen, señaló que están esperando a escuchar de parte de la primera ministra británica “qué se necesita” para ayudar a la ratificación del proceso en la Cámara de los Comunes, pero insistió en que no habrá una renegociación del acuerdo. “Siempre hay una opción política para clarificar, (...) pero no es cuestión de renegociar todo”, afirmó. 
Tusk incluyó el lunes en la agenda de la cumbre de líderes europeos de este jueves la cuestión del Brexit, que en principio no iba a tratarse. l

Comentarios