jueves 3/12/20

Un grupo de antiguos rebeldes ataca la sede del Gobierno libio

Al menos dos miembros de las fuerzas de seguridad libias murieron ayer durante el asalto de un grupo de milicianos, excombatientes que lucharon contra el régimen de Muamar Al Gadafi durante la guerra civil, contra la sede del Gobierno en Trípoli.
El portavoz del Gobierno libio, Naser al Manaa, comparece en una rueda de prensa tras el ataque	efe
El portavoz del Gobierno libio, Naser al Manaa, comparece en una rueda de prensa tras el ataque efe

 Al menos dos miembros de las fuerzas de seguridad libias murieron ayer durante el asalto de un grupo de milicianos, excombatientes que lucharon contra el régimen de Muamar Al Gadafi durante la guerra civil, contra la sede del Gobierno en Trípoli.

Los dos cadáveres yacían en el suelo mientras continuaban los disparos por parte de los rebeldes, que emplearon armas pesadas en su asalto contra la sede del Ejecutivo libio.

Al parecer los asaltantes protestaban por el impago de las indemnizaciones prometidas por las autoridades.

Los funcionarios que se encontraban el edificio abandonaron el lugar tras el comienzo del ataque.Las calles aledañas fueron cerradas mientras los disparos se continúan escuchando en los alrededores. El pasado abril se produjo un ataque similar contra la sede del Consejo de Ministros y por las mismas razones, sin que se produjeran víctimas mortales.

Coincidiendo con el primer aniversario del levantamiento popular libio, que tuvo lugar el pasado 17 de febrero, el Consejo Nacional de Transición (CNT) libio anunció el pago de indemnizaciones a todos los rebeldes que hubieran participado en la lucha contra las fuerzas del coronel Muamar Al Gadafi.

Sin embargo, esta medida fue suspendida posteriormente debido al registro de irregularidades, según fuentes oficiales.

El pasado 14 de abril, después de que hubiera tenido lugar el primer ataque contra la sede del Gobierno, así como varios enfrentamientos entre milicias rivales en distintos puntos del país, el ejecutivo reconoció la existencia de dificultades para incorporar a las Fuerzas Armadas a las milicias que combatieron contra el régimen de Gadafi.

Tras el conflicto armado entre las fuerzas del antiguo régimen y las milicias rebeldes libias, entre febrero y octubre de 2011, las instituciones del Estado, incluidas la Policía y las Fuerzas Armadas, se disolvieron.

Comentarios