martes 27/10/20

Ucrania renuncia a su estatus de Estado no alineado para entrar en la OTAN y protegerse de Rusia

Ucrania renunció ayer a su estatus de país no alineado con el propósito declarado de ingresar en la OTAN, bloque militar en el que las autoridades de Kiev ven su único paraguas de seguridad ante “la agresión de Rusia”.

Varios ciudadanos ucranianos se enfrentan a la Policía durante la votación en el Parlamento de Kiev               efe
Varios ciudadanos ucranianos se enfrentan a la Policía durante la votación en el Parlamento de Kiev efe

Ucrania renunció ayer a su estatus de país no alineado con el propósito declarado de ingresar en la OTAN, bloque militar en el que las autoridades de Kiev ven su único paraguas de seguridad ante “la agresión de Rusia”.
La Rada Suprema, el Parlamento ucraniano, aprobó con los votos de 303 diputados, 76 más de los necesarios, las enmiendas legales que permiten al país poner rumbo a hacia la OTAN, organización que ya en 2008 dejó abierta la puerta a Ucrania para su adhesión. Las modificaciones fueron propuestas por el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, e incluyen directamente una norma sobre la cooperación con la OTAN “para cumplir con los criterios necesarios para ser miembro de esta organización”.
Además, en la ley sobre los principios de la seguridad nacional de Ucrania se incorpora un precepto según el cual entre los intereses nacionales prioritarios figura la integración de Ucrania en el espacio político, económico y jurídico europeo con el fin de ser miembro de la Unión Europea y de la OTAN.
Poroshenko argumentó que la “agresión de Rusia a Ucrania”, la “anexión ilegal” de Crimea y “la intervención militar en las regiones orientales” obligan a buscar garantías más eficaces de independencia, soberanía, seguridad e integridad territorial de Ucrania”. Poroshenko tachó de “gran error” la decisión del derrocado presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, de introducir en 2010 en la Constitución el no alineamiento de su país en bloques militares, sean occidentales u orientales.
Por otro lado, Rusia amenazó ayer con volver a cortar los suministros del gas a Ucrania si Kiev no transfiere antes de finales de año 1.650 millones de dólares en concepto de pago por adelantado por enero. “Según el acuerdo que firmamos en Bruselas, si no se cubre la deuda de 1.650 millones no habrá suministros en enero”, afirmó el ministro de Energía ruso, Alexandr Nóvak.
A principios de este mes, el consorcio gasístico ucraniano Naftogaz ya efectuó el pago por adelantado por el suministro del gas ruso en diciembre, después de lo cual Moscú reanudó los suministros suspendidos en junio pasado.

Comentarios