Ucrania pide más armas a Europa para aguantar la ofensiva rusa

Un grupo de soldados, con un perro durante las maniobras en el Donbás | EP

La concesión del estatus de candidato a ingresar en la Unión Europea (UE) sería un importante espaldarazo diplomático, pero Ucrania no se conforma y reclama nuevas partidas de armamento europeo para resistir la ofensiva rusa en el Donbás y retomar el control del sur del país.


“Hemos perdido en torno al 50%” de los equipos militares, explicó el general Volodimir Karpenko, encargado de suministro del Ejército de Tierra de Ucrania.


Kiev insiste en que si los países occidentales no envían pronto nuevos suministros de armamento, estarían condenando a Ucrania a una derrota segura en el este y sur del país, pérdidas territoriales que debilitarían su posición en caso de una reanudación de las negociaciones, estancadas, con el Kremlin.


Grandes pérdidas

Por primera vez desde el inicio de la campaña militar rusa el 24 de febrero, un general ucraniano precisó que Kiev ha perdido en lo que va de guerra “unos 1.300 vehículos militares, 400 tanques y 700 piezas de artillería”.


“Estamos perdiendo un 30-40% y, a veces, incluso un 50% de los equipos en las acciones militares”, destacó al respecto Karpenko.


Mientras, las armas enviadas por Occidente apenas cubren el 10-15% de las necesidades del Ejército ucraniano, que necesita con urgencia lanzaderas múltiples, blindados, baterías antiaéreas y artillería.


Para abarcar todo el frente, Kiev debe pertrechar cuarenta brigadas, es decir 1.200 tanques, 2.100 piezas de artillería y cuatro mil blindados, insistió.


Sin ese armamento, aducen, el Ejército ucraniano sólo puede limitarse a defender a duras penas sus posiciones y, en ningún caso, a lanzar una contraofensiva.


Precisamente, el Ejército ruso destruyó en la región de Donetsk cuatro cañones Howitzer suministrados por Estados Unidos, según informó el ministerio de Defensa de Rusia.


Ucrania recibió entre abril y mayo noventa cañones Howitzer, que desplegó en Donetsk para frenar la ofensiva rusa cuyo objetivo es el distrito fortificado de Kramatorsk-Sloviansk.


Esta semana el presidente de EEUU, Joe Biden, anunció un nuevo paquete de mil millones de dólares en ayuda militar, que incluye otros 18 Howitzer de 155 milímetros.


Durante su visita el jueves a Kiev, el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció el envío a Kiev de seis cañones autopropulsados Caesar.


Le acompañaba el canciller alemán, Olaf Scholz, quien dijo que la asistencia militar “continuará” tanto tiempo “como sea necesario”. No obstante, Zelenski cree que la ayuda es insuficiente y está dictada por el miedo a irritar a, que ha advertido a Occidente con represalias en caso de que Kiev reciba armamento que pueda alcanzar territorio ruso. 

Ucrania pide más armas a Europa para aguantar la ofensiva rusa

Te puede interesar