martes 20/10/20

Tusk y Juncker aseguran que la Unión Europea está “abierta” a revertir el Brexit

Tanto el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, como el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, aseguraron ayer que la UE a 27 “sigue abierta” a revertir el Brexit .

Donald Tusk pronuncia su discurso durante un debate sobre la cumbre de la UE y el Brexit | patrick seeger (efe)
Donald Tusk pronuncia su discurso durante un debate sobre la cumbre de la UE y el Brexit | patrick seeger (efe)

Tanto el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, como el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, aseguraron ayer que la UE a 27 “sigue abierta” a revertir el Brexit si los británicos cambian de opinión sobre la decisión de abandonar el bloque.
“Nosotros, en el continente, no hemos cambiado de parecer. Nuestros corazones siguen abiertos para vosotros (los británicos)”, defendió Tusk en un debate en el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia), sobre la cumbre europea de diciembre en la que se dio paso a la segunda fase de las negociaciones sobre
el divorcio.
Para apoyar su mensaje a Reino Unido, el presidente del Consejo recordó una frase del negociador del Gobierno británico para el Brexit, David Davis, quien dijo en una ocasión: “Si una democracia no puede cambiar de opinión, deja de ser una democracia”.

Tusk añadió que si el Gobierno de Theresa May se mantiene en su decisión de dejar la Unión Europea, el Brexit “será una realidad, con todas sus consecuencias negativas, en marzo del año”. “Salvo que haya un cambio de parecer entre nuestros amigos británicos”, remachó.
En su intervención, también el presidente de la Comisión Europea se alineó con esta oferta a los británicos lanzada por Tusk al reiterar que las “puertas (de la Unión Europea) siguen abiertas” y confiar en que el mensaje “se escuche claramente en Londres”.Además, un mal acuerdo con Europa podría impulsar la independencia de Escocia.

“Un Brexit que diera como resultado un Reino Unido fuera del mercado único y de la unión aduanera tendría las consecuencias más dañinas para Escocia”, señala un documento realizado por el Gobierno escocés
La primera ministra británica Theresa May se enfrenta a dos retos importantes. Por un lado, la Unión Europea ha endurecido los términos sobre el periodo de transición antes de que se consolide la salida del bloque, y desde Noruega advirtieron a Bruselas, en privado, que no aceptarán las demandas de Reino Unido relativas a un acuerdo comercial “especial”, una vez que se consuma el divorcio con los Veintisiete.
La intervención de Noruega como jugador en el tablero de ajedrez que supone el Brexit representa un nuevo obstáculo para las pretensiones de May sobre una “asociación profunda y especial” con la Unión Europea que vaya más allá de un acuerdo de libre comercio al estilo de Canadá. Desde Oslo, según el rotativo británico, han expresado sus temores de que una oferta generosa por parte de Bruselas con el Reino Unido alimentará las pretensiones del país nórdico a renegociar sus vínculos con el bloque.
El diario británico “The Guardian” asegura en exclusiva que funcionarios noruegos han dicho a responsables de la UE que replantearán radicalmente sus acuerdos si se permite a Reino Unido el acceso al mercado único en sectores claves tras el Brexit.Además, el documento presentado por el negociador europeo Michel Barnier endurece las condiciones para el Reino Unido.

Comentarios