Miércoles 26.06.2019

Trump respalda un plan para reducir a la mitad la inmigración legal en EEUU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio su apoyo a una propuesta de ley que plantea reducir a la mitad el número de inmigrantes que llegan al país de forma legal mediante un sistema “basado en el mérito” que tiene en cuenta la cualificación y el nivel de inglés de los demandantes.

El presidente de EEUU, Donald Trump, dio ayer su apoyo a la propuesta de ley sobre inmigración | Zach Gibson (Efe)
El presidente de EEUU, Donald Trump, dio ayer su apoyo a la propuesta de ley sobre inmigración | Zach Gibson (Efe)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio su apoyo a una propuesta de ley que plantea reducir a la mitad el número de inmigrantes que llegan al país de forma legal mediante un sistema “basado en el mérito” que tiene en cuenta la cualificación y el nivel de inglés de los demandantes.
Junto a los senadores Tom Cotton y David Perdue, Trump alabó una ley que plantea revisar el sistema con el que se concede la “tarjeta verde” –de residencia permanente–, basado en el azar, e introducir uno nuevo consistente en un sistema de puntuación. De esta forma, se tendrán en cuenta factores como el idioma, la educación, la edad y las capacidades laborales del solicitante.
La reforma, que plantea reducir esta inmigración legal a la mitad en un plazo de diez años, también incluye restricciones para el reagrupamiento familiar y la recepción inmediata de prestaciones sociales en Estados Unidos. “Eso es algo importante. No van a venir e inmediatamente obtener ayudas”, destacó Trump.
El presidente confía de esta forma en instaurar un sistema que, por una parte, reduzca las actuales cifras migratorias y, por otra, favorezca la llegada de personas capaces de “contribuir” al desarrollo de la economía nacional. Para Trump, esta reforma facilitaría la integración y que los nuevos ciudadanos “logren el sueño americano”, según medios los norteamericanos.

Sanciones a Rusia
El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, reiteró ayer que la Unión Europea (UE) se reserva el derecho de actuar si sus intereses se ven afectados por las nuevas sanciones de Estados Unidos a Rusia y celebró que Washington haya suavizado las represalias decididas de manera unilateral.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promulgó ayer a regañadientes una ley que impone nuevas sanciones contra Rusia, al subrayar su “preocupación” porque limita su poder para levantar ese castigo sin la aprobación del Congreso.
La ley, aprobada la pasada semana por abrumadora mayoría bipartidista en las dos Cámaras del Legislativo, contempla sanciones que afectan a la industria petrolera y minera de Rusia por su supuesta injerencia en las elecciones de 2016 en EEUU para perjudicar a la demócrata Hillary Clinton, derrotada por Trump.
La legislación, que incluye sanciones contra Corea del Norte e Irán por sus programas armamentísticos, penaliza a Moscú por su actividad militar en el este de Ucrania y su anexión de Crimea en 2014. Asimismo, busca castigar a ciudadanos rusos implicados en violaciones de derechos humanos, responsables de ciberataques e individuos que hayan suministrado armas al Gobierno de Siria. Por su parte, el Kremlin restó importancia a las sanciones que no implican cambios en las relaciones bilaterales. l

Comentarios