sábado 28/11/20

Trump pide que los guardaespaldas de Clinton no lleven armas y “ver qué pasa”

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, llamó a desarmar a los guardaespaldas de su rival, la demócrata Hillary Clinton, y bromeó sobre las consecuencias que tendría esa decisión: “Veríamos a ver qué le ocurre”, dijo, en el último ataque del magnate contra su contrincante.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump	Mike Segar
El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump Mike Segar

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, llamó a desarmar a los guardaespaldas de su rival, la demócrata Hillary Clinton, y bromeó sobre las consecuencias que tendría esa decisión: “Veríamos a ver qué le ocurre”, dijo, en el último ataque del magnate contra su contrincante.
Trump describió a Clinton como alguien que vive “detrás de muros y consigue financiación de fondos de alto riesgo”. “Creo que sus guardaespaldas tendrían que dejar todas las armas, tendrían que desarmarse inmediatamente, ¿qué pensáis de esto?”, señaló Trump en un nuevo intento de retratar a la demócrata como alguien distante y apartada de la realidad de los estadounidenses.
“Que les quiten las armas, a ella no le gustan las armas. Que se las quiten, y veremos que le ocurre. Sería muy peligroso”, añadió, en unos comentarios que pronto suscitaron las críticas de los aliados de Clinton.
“Esta noche, Donald Trump ha vuelto a aludir a la violencia contra Hillary Clinton”, declaró Elizabeth Shappell, portavoz de un grupo de vigilancia de medios declarado proClinton.
“Es realmente un comentario deplorable que traiciona los valores democráticos más fundamentales de nuestro país”, añadió Shappell.
Trump ya fue criticado el pasado mes cuando sugirió que activistas a favor de portar armas podían actuar para evitar que Clinton nominara a jueces del Tribunal Supremo de Estados Unidos, un comentario que muchos interpretaron como una llamada a la violencia contra la candidata demócrata. “Si vuelve a elegir a sus jueces, no hay nada que podamos hacer”, afirmó el magnate en un mitin en Carolina del Norte. “A menos que la gente de la Segunda Enmienda, a lo mejor así, no se”, declaró entonces Trump en una sugerencia que levantó gran polémica.
Por otro lado, Trump aseguró que si es elegido presidente tratará de revertir la normalización de las relaciones con Cuba a menos que los líderes de la isla permitan libertades religiosas y libere a presos políticos.
“El próximo presidente puede revertirlo, y yo lo haré a menos que el régimen de los Castro cumpla nuestras demandas”, aseguró Trump. Pese al acuerdo para retomar las relaciones bilaterales en diciembre de 2014, considerado uno de los hitos de la administración Obama, la delegación cubana reiteró que para mejorar las relaciones bilaterales es “esencial” que se levante el bloqueo, recalcando que “afecta el desarrollo” de la economía del país y “causa daños y privaciones al pueblo cubano”.
En julio, las delegaciones de Estados Unidos y Cuba para la normalización de las relaciones bilaterales mantuvieron una “sustantiva” reunión sobre las “compensaciones mutuas” que han acumulado a lo largo de más de medio siglo de conflicto.

Comentarios