domingo 20.10.2019

Trump nombra a un negacionista del cambio climático para la Agencia de Protección Ambiental

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, propuso para liderar la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) al fiscal general de Oklahoma, Scott Pruitt, un negacionista confeso del cambio climático

El fiscal general de Oklahoma, Scott Pruitt, a su llegada a una reunión con Donald Trump	REUTERS
El fiscal general de Oklahoma, Scott Pruitt, a su llegada a una reunión con Donald Trump REUTERS

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, propuso para liderar la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) al fiscal general de Oklahoma, Scott Pruitt, un negacionista confeso del cambio climático y firme opositor a las leyes de regulación en materia de medio ambiente.
“Durante demasiado tiempo, la Agencia de Protección Ambiental ha gastado dólares de los contribuyentes en una agenda descontrolada y antienergética que ha destruido millones de trabajos”, argumentó Trump en un comunicado difundido por su equipo de transición.
El propio magnate llegó a cuestionar la veracidad del cambio climático y dejó entrever la posibilidad de sacar a Estados Unidos del Acuerdo del Clima de París. El pasado lunes, sin embargo, se vio con el exvicepresidente Al Gore, reconocido con el Nobel de la Paz precisamente por su lucha ecologista.
El Partido Demócrata ha cuestionado la capacidad de Pruitt para dirigir la EPA. La líder de la formación en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, subrayó que la agencia no puede ser “un taquígrafo para los lobbys de las empresas contaminantes y las Big Oil”, en alusión a las principales firmas de gas y petróleo.
Mientras, el miércoles, Trump propuso al gobernador de Iowa, Terry Branstad, como futuro embajador en China, en un intento por limar asperezas con el régimen comunista tras el reciente desencuentro por la llamada a la presidenta de Taiwán.
Branstad fue descrito por un portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Lu Kang, como un “viejo amigo” del gigante asiático. “Celebramos que vaya a desempeñar un papel relevante para avanzar en el desarrollo de las relaciones”, dijo cuando el nombramiento aún era un rumor.
El presidente chino, Xi Jinpiing, visitó Iowa en febrero de 2012, solo nueve meses después de tomar posesión. Xi ya había viajado a este estado en 1985, como miembro de una delegación centrada en investigación agrícola, y en 2012 se reunió con parte de las personas que había visto casi tres décadas atrás.
Por otro lado, Trump ofreció al exmarine John Kelly el cargo de secretario de Seguridad Nacional, según contó este último. “Me lo ha preguntado”, confesó, e interrogado por su respuesta, se limitó a decir que “considerará este honor”.

Comentarios