• Martes, 13 de Noviembre de 2018

Trump exige a la OTAN subir el gasto militar al 4% del PIB y critica a Alemania

El presidente de EEUU, Donald Trump, planteó ayer que los países miembros de la OTAN eleven el gasto militar hasta el 4% de sus respectivos PIB, frente al 2% acordado en la cumbre de Gales de 2014, y criticó a Alemania tanto por su política energética como por su inversión en Defensa.

Trump exige a la OTAN subir el gasto militar al 4% del PIB y critica a Alemania
Donald Trump y Pedro Sánchez se saludan al inicio de la cumbre de la OTAN | Horst Wagner (efe)
Donald Trump y Pedro Sánchez se saludan al inicio de la cumbre de la OTAN | Horst Wagner (efe)

El presidente de EEUU, Donald Trump, planteó ayer que los países miembros de la OTAN eleven el gasto militar hasta el 4% de sus respectivos PIB, frente al 2% acordado en la cumbre de Gales de 2014, y criticó a Alemania tanto por su política energética como por su inversión en Defensa.
El mandatario se encuentra en Bruselas para participar en la cumbre de líderes de la OTAN que se celebra entre ayer y hoy, y más adelante continuará con una gira europea por el Reino Unido y Helsinki, donde se reunirá con el presidente ruso, Vladimir Putin.
“Durante los comentarios del presidente hoy en la cumbre de la OTAN sugirió que los países no solo cumplan su compromiso de destinar el 2% de su PIB al gasto en defensa, sino que lo incrementen al 4 por ciento”, indicó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders. Añadió que Trump ya realizó esa misma propuesta durante la cumbre de la OTAN del año pasado.
Preguntado por esa iniciativa durante una rueda de prensa, el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, instó a centrarse en el acuerdo de llegar al 2% del PIB. “Empecemos con eso”, dijo.
Los países de la OTAN acordaron en la cumbre de Gales de 2014 destinar en una década el 2% de sus respectivas economías al gasto militar, lo cual se ha convertido en la principal exigencia de Trump a los aliados.

“Buena relación” con Merkel
El empresario y político caldeó el ambiente de la cita con sus duras críticas a la política energética y el gasto en defensa de Alemania, si bien en una reunión bilateral con la canciller, Angela Merkel, ambos reafirmaron su “buena relación”. Trump no dudó en asegurar que Berlín está “totalmente controlada” y es “cautiva” de Moscú por el proyecto de gasoducto Nord Stream II, que conectará directamente Alemania y Rusia.
En una reunión bilateral con Stoltenberg antes del inicio de la cumbre, el mandatario norteamericano consideró “muy triste” que Alemania haga un acuerdo “masivo” de gas y petróleo con Rusia, mientras “se supone” que Estados Unidos debe proteger a sus aliados frente a Moscú. “Alemania paga miles y miles de millones de dólares al año a Rusia”, criticó Trump, quien calificó la situación de “muy inadecuada” y dijo lamentar que el excanciller alemán Gerhard Schroder presida el gasoducto Nord Stream 2, a cargo de la gasista estatal rusa Gazprom. “Alemania está totalmente controlada por Rusia, porque recibe entre el 60 y el 70% de su energía de Rusia en el nuevo gasoducto”, dijo Trump, quien se preguntó si resulta “adecuado” y agregó que en su opinión no lo es y le parece “una cosa muy mala para la OTAN”.
El presidente de la primera potencia mundial también criticó que Alemania destine solo algo más del 1% del PIB al gasto militar, mientras que Estados Unidos aportó en 2017 el 3,57%, según los datos de la Alianza. El político llegó a llamar “morosos” a los países de la OTAN que no cumplen aún el objetivo del 2%.
Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, pidió que la aportación de cada aliado a la OTAN no se mida solo por el porcentaje de su PIB destinado a defensa, pues consideró que todos deben ser “justos” y tener en cuenta entre otras variables la participación en misiones internacionales.
La cumbre de la OTAN fue la primera ocasión en que Sánchez coincidió con Trump, y ambos solo intercambiaron un breve saludo de presentación. Antes de conocer la nueva petición de Trump, Sánchez aseguró que comprendía y era “empático” con el deseo de destinar más presupuesto a defensa. Pero dijo que, para ser “justos”, hay que incorporar otros elementos. “En primer lugar las capacidades, en las que España está muy por encima de la media, y también las contribuciones, donde estamos también de largo muy por encima de la media de los aliados”, añadió.