martes 4/8/20

Trump advierte de un conflicto a gran escala con Corea del Norte porque la vía diplomática es “difícil”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó ayer que “existe la posibilidad” de que haya “un gran, gran conflicto” con Corea del Norte, resaltando que la situación en la península de Corea “podría ser” su principal preocupación a nivel mundial.

Washington intenta impedir que la guerra verbal pase al terreno militar | Kevin Lamarque (reuters)
Washington intenta impedir que la guerra verbal pase al terreno militar | Kevin Lamarque (reuters)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó ayer que “existe la posibilidad” de que haya “un gran, gran conflicto” con Corea del Norte, resaltando que la situación en la península de Corea “podría ser” su principal preocupación a nivel mundial. Expresó además su deseo de solucionar la crisis “de forma diplomática”, si bien considera que esta vía “es muy difícil” actualmente.

En este sentido, destacó que el presidente de China, Xi Jinping, “lo está intentando muy duro”, y añadió que el mandatario del gigante asiático “no quiere ver caos y muerte”. “Es un buen hombre. Es un muy buen hombre, y he llegado a conocerlo muy bien”, subrayó. “Sé que le gustaría ser capaz de hacer algo, quizá es posible que no pueda”, lamentó.
Por su parte, China reiteró ayer su voluntad de trabajar con EEUU para alcanzar una solución a la amenaza nuclear de Corea del Norte. El portavoz del Ministerio de Exteriores, Geng Shuang, insistió en la rueda de prensa diaria en que la única forma de conseguir estabilidad en la península coreana es con una solución pacífica y que para lograrla Washington y Pekín deben cooperar.

Relaciones con Pekín
A pesar de que la nueva Administración estadounidense inició su mandato con nuevas fricciones con China, el presidente, Donald Trump, confesó que ha conseguido tener una buena relación con su homólogo, Xi Jinping.

Sin duda, las noticias desde Pekín van a suponer una alivio para la Administración estadounidense que lleva tiempo reclamando la cooperación del gigante asiático a la hora de presionar al régimen norcoreano. China es el principal importador de los productos al norte del paralelo 38 y es fundamental para el oxígeno económico del país. Si cortan suministros económicos al régimen, el embargo y las sanciones serán más eficaces de lo que lo han sido hasta el momento.

Washington lleva toda esta semana pretendiendo frenar la escalada militar y nuclear de Corea del Norte con dos líneas de actuación iniciales para evitar entrar en una confrontación militar de consecuencias impredecibles y que sufrirían sobre todo sus aliados en la zona. Por un lado, muestra su poderío militar y además mantiene una “fuerza de combate” creíble frente a la Península coreana y, por otro lado, quiere forzar el diálogo recrudeciendo las sanciones económicas y diplomáticas a Corea del Norte.

EEUU trata de evitar que la “guerra verbal” pase al terreno de la acción militar y considera que el endurecimiento de las sanciones que pueda adoptar la ONU, si son también apoyadas por China, pueden acabar inclinando al régimen de Kim Jong Un a volver a las negociaciones, según revelaban el miércoles el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el de Defensa, James Mattis, en un comunicado conjunto tras reunirse en la Casa Blanca con los senadores estadounidenses.

De hecho, el secretario de Estado encabezó ayer una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que tenía como objetivo que implementar las sanciones ya impuestas a Corea del Norte.

Comentarios