Rusia da por tomada la ciudad de Lisichansk y Kiev asume la derrota

Daños provocados por un bombardeo en Slovyansk | Michal Burza

Rusia dió ayer por tomada la ciudad ucraniana de Lisichansk y toda la región oriental de Lugansk, tras lo cual Kiev admitió la derrota en el último bastión que aún controlaba en esta provincia, pero no quiso conceder aún la victoria a las fuerzas rusas en el conjunto de esta zona del Donbás. 


Tras 130 días de invasión, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, informó al presidente ruso, Vladimir Putin, “de la liberación de la República Popular de Lugansk”, reconocida como independiente por el Kremlin tres días antes de lanzar su campaña militar en Ucrania, el pasado 24 de febrero. 


Shoigú hizo este anuncio después de asegurar que Lisichansk había caído tras entrar las tropas rusas en la ciudad y haber cerrado el cerco en torno a la urbe. 


El titular de Defensa dijo a Putin que, “como resultado de operaciones militares exitosas, las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, junto con unidades de la Milicia Popular de la República Popular de Lugansk, establecieron el control total sobre la ciudad de Lisichansk y un número de localidades cercanas”. 


El jefe de la autoproclamada república popular de Lugansk, Leonid Pasechnik, escribió en Telegram que este día quedará marcado en rojo en el calendario “de nuestra patria”. “Esta fiesta, como en el lejano 1945 (con la victoria soviética sobre la Alemania nazi), también nos hace llorar de felicidad”, sostuvo. 


El sábado por la tarde las fuerzas del líder checheno prorruso, Ramzan Kadirov, otras unidades rusas y militares separatistas de Lugansk entraron en la ciudad, desde la cual grabaron y difundieron varios vídeos, uno de los cuales con las banderas ondeando delante del edificio administrativo de Lisichansk. 


Ucrania tardó 24 horas en asumir la imposibilidad de mantener la ciudad gemela de Severodonetsk, de la que las fuerzas ucranianas se retiraron hace una semana y que las tropas rusas tardaron más de un mes en capturar. 


A última hora de ayer, el Estado Mayor General confirmó la retirada de las fuerzas rusas de la ciudad.  El mando militar explicó que, “en unas condiciones de superioridad notable de las fuerzas de ocupación rusas en artillería, aviación, sistemas de lanzacohetes múltiples, municiones y personal, la continuación de la defensa de la ciudad tendría consecuencias fatales”. 

Rusia da por tomada la ciudad de Lisichansk y Kiev asume la derrota

Te puede interesar