miércoles 18.09.2019
INMIGRACIÓN MEDITERRÁNEO ITALIA

Renzi defiende garantizar la estabilidad en Libia para atajar la inmigración

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, abogó hoy por una respuesta conjunta de la Unión Europea a la inmigración y defendió garantizar la estabilidad en Libia para atajar el problema.

Fotografía facilitada que muestra al primer ministro italiano, Matteo Renzi (centro), durante su visita a miembros de la comunidad judía en la Sinagoga de Roma (Italia) ayer, domingo 19 de abril de 2015. EFE
Fotografía facilitada que muestra al primer ministro italiano, Matteo Renzi (centro), durante su visita a miembros de la comunidad judía en la Sinagoga de Roma (Italia) ayer, domingo 19 de abril de 2015. EFE

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, abogó hoy por una respuesta conjunta de la Unión Europea a la inmigración y defendió garantizar la estabilidad en Libia para atajar el problema.

"La intervención en Libia no está sobre la mesa, sino que lo que hay que hacer es ayudar a garantizar la estabilidad en el país", dijo Renzi en una rueda de prensa en el Palazzo Chigi, sede del Ejecutivo, junto con el primer ministro maltés, Joseph Muscat.

Insistió en que "no podemos cerrar los ojos ante lo que está pasando. La crisis humanitaria debe tener una respuesta no solo por parte de Italia y Malta. Aquello que Italia y Malta están haciendo tiene que convertirse en una prioridad comunitaria".

Renzi subrayó que "Italia está haciendo todo lo posible para salvar aunque sea una vida humana" en referencia al último naufragio de una embarcación en el Canal de Sicilia, en el que murieron el domingo entre 700 y 950 personas.

Además, llamó la atención sobre el problema de los traficantes de vidas humanas, que, dijo, "no son solo delincuentes sino miembros de organizaciones criminales" contra las que Europa debe actuar.

"Estamos en presencia de organizaciones criminales que están haciendo negocio, ganando dinero y, sobre todo, que está robando muchas vidas", señaló.

A su juicio, la UE no puede "consentir que se comercialice con vidas humanas", sino que debe poner en marcha acciones para acabar con este tipo de prácticas.

"Esto es lo que pedimos a la comunidad internacional, que considere como prioridad el hecho de poder asegurar que estos criminales respondan ante la Justicia Internacional", apostilló.

Por eso, Renzi consideró fundamental que Europa demuestre en los próximos días "el continente no puede aceptar que hermanos y hermanas sean encerrados en barcos, puestos en manos de traficantes y llevados a tragedias" como la que ocurrió este domingo.

Por su parte, su homólogo maltés, Joseph Muscat, consideró que "es el momento de que Europa haga equipo" y dé respuesta a "un problema internacional de proporciones casi nunca vistas".

"Italia está haciendo todo lo que pueda hacer, no creo que pudiera salvar una vida más si hiciera algo diferente a como está actuando ahora mismo", reconoció.

Para Muscat, la última tragedia en aguas del Canal de Sicilia, en la que solo fueron socorridas 28 personas, "es una cuestión que ha cambiado las cartas sobre la mesa".

Además, condenó que si Europa no actúa para frenar estas muertes "la historia la juzgará muy duramente".

El Gobierno italiano informó hoy de que medios de la Guardia Costera italiana y de Malta se están ocupando de socorrer a dos barcazas en dificultad frente a las costas de Libia y en las que viajan unos 450 inmigrantes.

En estas dos barcas, que dieron la alarma al encontrarse a la deriva a tan sólo 30 millas de las costas de Libia, viajaban entre 100 y 150 personas, mientras que en otra más grande hay unos 300 inmigrantes.

Ni la OIM ni las autoridades italianas han hablado de la posibilidad de que haya ya fallecidos o las barcas hayan naufragado.

Comentarios