jueves 3/12/20

El Reino Unido podría imponer una cuarentena de 14 días a los viajeros que lleguen al país

La medida se aplicaría a partir de junio y se efectuaría con todos los visitantes, excepto los de Irlanda
El primer ministro británico, Boris Johnson, enciende una vela en la tumba del Soldado Desconocido, en Westminster Abbey | dpa
El primer ministro británico, Boris Johnson, enciende una vela en la tumba del Soldado Desconocido, en Westminster Abbey | dpa

El Reino Unido podría imponer una cuarentena de catorce días a los viajeros que lleguen al país, como parte del plan de desescalada del confinamiento por el nuevo coronavirus, informó ayer “The Times”.

El diario afirma que el primer ministro, Boris Johnson, se dispone a anunciar esta medida, que se aplicaría a partir de junio, cuando hoy detalle su estrategia de desconfinamiento, que el Gobierno ya ha adelantado que no incluirá cambios radicales a corto plazo.

Según el rotativo, el Ejecutivo pedirá a los viajeros que lleguen a los aeropuertos o puertos nacionales desde cualquier país menos la vecina Irlanda que declaren un domicilio donde deberán pasar catorce días aislados, y prevé multas de hasta 1.000 libras (1.143 euros) o incluso deportaciones para quienes incumplan las condiciones. La única excepción serán los camioneros que transporten mercancías básicas, dice “The Times”, que señala que la posible medida ha sido mal recibida por el sector del turismo y la aviación.

En declaraciones al periódico, la directora de la Asociación de operadores de aeropuertos, Karen Dee, sostuvo que tendrá “un efecto devastador en el sector de la aviación y en la economía en general”, incluidos los sectores manufactureros, turístico y la hostelería.

Además, Johnson podría autorizar hoy la reapertura de los centros de jardinería, que aplicarían medidas de distanciamiento personal, mientras que “The Telegraph” anticipa que recomendará el uso de mascarillas cuando se retorne al trabajo y en el transporte público.

Por otra parte, ante las conjeturas de una posible reapertura de los colegios, los sindicatos de educación advirtieron ayer al Ejecutivo de que no debe hacerse hasta que los científicos aseguren que no hay riesgo de propagación del virus y se cumplan una serie de requisitos para garantizar la seguridad del personal y de los alumnos, como mejorar la limpieza y proveer material de protección personal.

Uso de bicicleta

El Gobierno del Reino Unido anunció ayer una inversión de 2.000 millones de libras (2.300 millones de euros) de aquí a 2025 para potenciar los desplazamientos a pie y en bicicleta a fin de facilitar el retorno al trabajo tras la pandemia de coronavirus.

En la rueda de prensa diaria, el ministro de Transporte, Grant Shapps, precisó que el capital se invertirá en mejorar los carriles bici y las vías públicas y a hacer pruebas con patinetes eléctricos, con la intención de fomentar “un cambio en los hábitos” de los ciudadanos a largo plazo. Shapps advirtió de que, al principio del desconfinamiento, el transporte público no podrá operar a su plena capacidad, e incluso cuando lo haga, las medidas de distanciamiento social significarán que habrá espacio para menos pasajeros.

El ministro reveló los planes para el transporte antes de que hoy Boris Johnson, detalle su plan de desescalada del confinamiento impuesto el pasado 23 de marzo, si bien ya ha avisado de que actuará “con cautela” para evitar un segundo brote de la pandemia.

Datos alentadores en Italia

Italia registró 194 nuevos fallecidos con coronavirus en las últimas 24 horas y poco más de 1.000 nuevos contagios, unas cifras alentadoras que demuestran que el país sigue controlando la curva de contagios, de acuerdo con los datos divulgados por Protección Civil.

El número total de fallecidos desde que se inició la emergencia en Italia el 21 de febrero alcanza los 30.395 y los casos de contagio totales superan los 218.000, siempre según la misma fuente.

Respecto al viernes, ayer había 4.000 nuevos curados y se sigue reduciendo el número de hospitalizados y de ingresados en unidades de cuidados intensivos, como ha ocurrido en los últimos días.

La región más afectada es de lejos Lombardía (norte) con más de 81.000 contagios totales desde el 21 de febrero y la que menos casos tiene es la sureña Molise (347).

Por otra parte, varias regiones del país italiano pidieron ayer al Gobierno poder gestionar de forma autónoma sus reaperturas graduales en esta crisis del coronavirus, como Liguria (norte), donde su presidente, el conservador Giovanni Toti, solicitó hacerlo desde el lunes 18 de mayo.

Será entonces cuando el país inicie la siguiente fase de su desescalada, con la apertura de museos y bibliotecas a nivel nacional, mientras que el 1 de junio será el turno de los restaurantes, bares, peluquerías y centros de estética.

Comentarios