miércoles 20/1/21

Un radical apuñala en la cara y en la mano al embajador de EEUU en Corea del Sur

El embajador de Estados Unidos en Corea del Sur, Mark Lippert, fue apuñalado ayer en la cara por un activista radical que lanzó proclamas contra los ejercicios militares conjuntos de ambos países.

El embajador de Estados Unidos en Corea del Sur, Mark Lippert, fue apuñalado ayer en la cara por un activista radical que lanzó proclamas contra los ejercicios militares conjuntos de ambos países.
El agresor, un ciudadano de 55 años, se abalanzó sobre Lippert durante un desayuno en el Centro de Arte Sejong, frente a la embajada estadounidense en la capital surcoreana, y le hirió la cara y la mano izquierda con un cuchillo de cocina de 25 centímetros, confirmó la Policía.
El embajador, de 42 años y en el cargo desde el año pasado, se recupera de sus heridas en un hospital cercano, desde el cual publicó en la red social Twitter que se encuentra “bien y de buen humor” y que pronto regresará al trabajo “para avanzar en la alianza entre EEUU y Corea del Sur”.
Lippert sufre heridas en cinco lugares diferentes, la más grave una incisión de 11 centímetros de largo y tres de profundidad desde la mejilla derecha hasta la barbilla, según los médicos del hospital Severance de Seúl.
Sorprendentemente el autor de los dos ataques ha sido el mismo, Kim Ki Jong, un activista radical que ya pasó dos años en la cárcel por el intento de agresión al diplomático japonés y que, según la Policía, en las últimas décadas ha protagonizado diversos actos violentos en protestas y manifestaciones.
Kim lidera una organización de tendencia ultranacionalista con 56 miembros llamada Woorimadang (“Nuestro Lugar”), en cuya página web se observan duras críticas a las maniobras de los ejércitos surcoreano y estadounidense. Seúl confirmó que viajó a Corea del Norte de forma legal hasta seis veces en 2006 y que trató de erigir en Seúl un monumento del dictador Kim Jong Il tras su muerte en 2011.
Tampoco tuvo problemas para introducir el cuchillo ya que los asistentes no fueron sometidos a controles de detección de metales o registro corporal, reconoció la Policía, tras alegar que la Embajada de EEUU no había solicitado protección especial.

"Violencia sin sentido"
El Gobierno de Estados Unidos dijo ayer desconocer los “motivos” que llevaron al activista a apuñalar en la cara a su embajador en Seúl, y afirmó que la alianza que mantiene con Corea del Sur no se debilitará por ese tipo de “actos de violencia sin sentido”.
“No podemos especular sobre los motivos (del agresor) en este momento”, dijo una portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, en un comunicado.

Comentarios