Putin preside maniobras de fuerzas nucleares en medio de la tensión con Occidente

Militares rusos examinando el Tu-95MS | efe

El líder ruso, Vladímir Putin, presidió ayer unos ejercicios de las fuerzas nucleares rusas en una demostración de fuerza en medio de la tensión entre Moscú y Occidente por la crisis en Ucrania.


“Las tareas de los ejercicios de las fuerzas de disuasión estratégica se cumplieron plenamente, todos los misiles alcanzaron los objetivos designados”, señaló el Kremlin en un comunicado.


La Presidencia rusa precisó que durante las maniobras fueron disparados misiles hipersónicos “Kinzhal”, así como “Tsirkon” y “Calibr”. Putin había elogiado previamente a “Tsirkon” como uno de los armas de nueva generación que no tienen análogos en el mundo.


El líder ruso anunció en un discurso en 2018 unos avances del armamento nuclear ruso, diciendo que podrían alcanzar casi cualquier punto de la tierra y evadir los actuales sistemas de defensa antiaérea.


En el marco de las maniobras actuales, las fuerzas rusas también dispararon misiles balísticos intercontinentales “Yars” y misiles de crucero “Iskander”.

Mientras, desde aguas del mar de Barents un submarino nuclear ruso de la flota del Norte realizó un lanzamiento del misil balístico del modelo “Sinevá”.


Situación en el Donbás

Mientras, Ucrania negó ayer una posible ofensiva militar contra las milicias prorrusas en el este del país, el Donbás, pero los dirigentes separatistas anunciaron la movilización general de todos los hombres mayores de edad.


Una delegación de altos cargos del Gobierno y diputados oficialistas se desplazó al frente para levantar el ánimo de la tropa, a la que suministró drones, pero también para demostrar que Kiev no tiene planes de recuperar por la fuerza los territorios ocupados en Donetsk y Lugansk.


Los ataques con armamento pesado continuaron por tercera jornada. Ambos bandos se acusaron de apuntar contra núcleos de población a ambos lados de la línea de separación de fuerzas y de utilizar armas prohibidas por los Acuerdos de paz de Minsk.


Muertes de soldados

Dos soldados ucranianos murieron por heridas de metralla tras sendos ataques rebeldes con piezas de artillería, mortero y lanzagranadas, mientras un civil resultó herido al otro lado del frente. Además, el ministro del Interior, Denis Monastirski, y un grupo de reporteros extranjeros tuvieron que buscar refugio tras ser objeto de un ataque cuando inspeccionaban una zona cercana al frente.


Las autoridades de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk también denunciaron numerosas violaciones del alto el fuego por parte de Kiev, al que Moscú acusó de genocidio de la población prorrusa. Uno de los bombardeos con proyectiles de mortero alcanzó los suburbios de Donetsk. 

Putin preside maniobras de fuerzas nucleares en medio de la tensión con Occidente

Te puede interesar