Putin lanza una advertencia a EEUU al mostrar su nuevo armamento nuclear

El presidente ruso, Vladimir Putin, pronuncia su discurso anual sobre el estado de la nación | Alexey Nikolsky (efe)

El presidente ruso, Vladimir Putin, avisó ayer a Estados Unidos de una nueva guerra de las galaxias al presentar armamento nuclear “sin parangón” que puede alcanzar cualquier punto del globo.

El presidente ruso, Vladimir Putin, avisó ayer a Estados Unidos de una nueva guerra de las galaxias al presentar armamento nuclear “sin parangón” que puede alcanzar cualquier punto del globo. “Antes de que tuviéramos los nuevos sistemas de armamento, nadie nos escuchaba. ¡Escuchadnos ahora!”, aseguró Putin durante un encendido discurso sobre el estado de la nación ante ambas cámaras del Parlamento.
En una intervención que recordó a los momentos más álgidos de la Guerra Fría, Putin dedicó casi una hora a presentar al mundo el nuevo arsenal estratégico ruso: desde misiles intercontinentales a cohetes hipersónicos y armas con rayos láser. Los presentes, la plana mayor de la política y la sociedad rusa, no cabían en sí de asombro, ya que las explicaciones del comandante supremo de las Fuerzas Armadas iban acompañadas de espectaculares vídeos con ensayos de misiles.
Fueron especialmente reveladores los murmullos cuando en una infografía en una pantalla gigante se mostró la trayectoria del misil sobrevolando territorio estadounidense y alcanzando el océano Pacífico. “Nadie en el mundo tiene algo igual, por ahora. ¡Es algo fantástico!”, dijo sobre lo que llamó “respuesta a la salida unilateral del tratado de defensa antimisiles por parte de EEUU”.
Putin ha repetido en muchas ocasiones que Rusia no se verá empujada a una carrera armamentista que agote sus recursos como ocurriera con la Unión Soviética cuando el presidente de EEUU Ronald Reagan lanzó la conocida como “Guerra de las Galaxias”. Pero en los últimos años el Kremlin ha invertido cientos de miles de millones en modernizar su tríada nuclear: misiles intercontinentales, submarinos atómicos y aviación estratégica.
El mandatario ruso empezó con el misil intercontinental pesado Sarmat, “de alcance prácticamente ilimitado” contra el que “el sistema antimisiles norteamericano “no tendrá nada que hacer”. “Es un arma terrible capaz de golpear objetivos tanto sobrevolando el Polo Norte como el Polo Sur. Le llamamos Sarmat. Nuestros colegas extranjeros, como ustedes saben le han puesto un nombre muy amenazador, Satán”, aseguró, en alusión al misil SS-X-30 Satan-2, según la clasificación de la OTAN. Después de criticar a Washington por desplegar sus elementos estratégicos en Polonia y Rumanía, aseguró que Rusia ha desarrollado cohetes que “no utilizan la trayectoria balística para alcanzar su objetivo”, por lo que no pueden ser detectados por el escudo de EEUU.
Por su parte, la Casa Blanca insistió ayer en acusar a Rusia de violar los tratados de no proliferación nuclear y afirmó que el anuncio de Putin sobre el misil que no puede ser detectado supone una confirmación de ello. l