martes 1/12/20

Las protestas contra Maduro se recrudecen enturbiadas por los rumores sobre la salud de Leopoldo López

Desde que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunciara la convocatoria de la Asamblea Constituyente para redactar una nueva Carta Magna “a su medida”, las protestas y manifestaciones regresaron masivamente

Lilian Tintori, esposa de López, exige ver a su marido frente a la cárcel militar donde se supone que está retenido | aec
Lilian Tintori, esposa de López, exige ver a su marido frente a la cárcel militar donde se supone que está retenido | aec

Desde que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunciara la convocatoria de la Asamblea Constituyente para redactar una nueva Carta Magna “a su medida”, las protestas y manifestaciones regresaron masivamente a las calles del país y se han encontrado de frente con la represión más brutal hasta la fecha.

Las víctimas se cuentan por centenares después de que la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional hayan cargado contra las miles de personas que marchaban por las calles de Caracas y por otras ciudades del país, como la localidad de Chacao en el Estado de Miranda.

El caos que vivió Venezuela el miércoles será recordado como una de las jornadas más violentas desde que comenzaran las protestas hace poco más de un mes. Imágenes de tanquetas arremetiendo contra los manifestantes han dado la vuelta al mundo y un menor ha sido asesinado al recibir un impacto en el cuello y se baraja la cifra de 400 heridos.

Prueba de vida
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, exigió ayer visitar al líder opositor venezolano encarcelado Leopoldo López. “Exijo visitar a Leopoldo López amparado en los compromisos que Venezuela tiene vigentes con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos”, escribió ayer Almagro en su cuenta de la red social Twitter, sin precisar más.

En otro mensaje, Almagro afirmó también que “el Gobierno de Venezuela se negó a comprobar el estado de salud del preso político Leopoldo López” y que su “familia y abogados llevan más de un mes sin verlo”. El Gobierno de Venezuela solicitó el viernes su salida de la OEA, pero eso no será efectivo hasta dentro de dos años, por lo que hasta entonces el país sigue siendo un miembro pleno de la OEA con todos sus derechos y obligaciones, según explicó a Efe la semana pasada la Secretaría de Asuntos Jurídicos del organismo.

Entre esas obligaciones están el respeto a los derechos humanos, como establece la Carta de la OEA, por lo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) podrá seguir atendiendo casos del país hasta que la salida sea efectiva.

No obstante, el Gobierno venezolano ya dejó claro que no participará en ninguna actividad de la OEA a partir de ahora y que no tendrá en cuenta nada de lo que se apruebe en el organismo.

Lilian Tintori, esposa de López, protestó ayer frente a la cárcel militar de Ramo Verde, en el estado venezolano de Miranda (centro), para exigir ver a su marido, del que el Gobierno difundió la noche del miércoles un vídeo como prueba de “fe de vida”, en medio de una serie de informaciones que indicaban que el político había sido trasladado a un hospital. Sin embargo, Tintori consideró ayer que este “vídeo de la dictadura es falso” y afirmó que la única fe de vida que aceptará será ver a su esposo, mientras que responsabilizó al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, por la integridad física del opositor, debido a que está recluido dentro de una cárcel militar.

Comentarios