lunes 28/9/20

El presidente del Congreso brasileño suspende el proceso de destitución de Rousseff

El presidente interino de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhão, anuló ayer la votación celebrada en esta sede legislativa a favor del impeachment contra Dilma  .

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff                                       Ueslei Marcelino
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff Ueslei Marcelino

El presidente interino de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhão, anuló ayer la votación celebrada en esta sede legislativa a favor del impeachment contra Dilma Rousseff, brindando con ello una segunda oportunidad que podría librar a la presidenta brasileña del juicio político.
Maranhão informó de que ha decidido “acoger en parte” la petición del Abogado General de la Unión, José Eduardo Cardozo, que reclama la nulidad de las sesiones celebradas el 15, 16 y 17 de abril en la Cámara de Diputados, en las que se votó a favor del impeachment.
“He desechado la argumentación de nulidad hecha en relación con los motivos presentados por los diputados en el momento de la votación, por entender que no existieron vicios en sus declaraciones”, explicó el nuevo jefe de la Cámara Baja.
“He acogido las demás argumentaciones por entender que efectivamente hubo vicios que convierten en nulas de pleno derecho las sesiones en cuestión”, anunció. Maranhão reprochó que los diputados revelaran el sentido de su voto antes de conocer el alegato de Cardozo a favor de Rousseff y que apenas le dejaran hablar, lo que, en su opinión, vulnera el derecho a la defensa.
Maranhão pidió al presidente del Senado –donde estaba actualmente el proceso de impeachment– que devuelva las actuaciones a la Cámara de Diputados para que en el plazo de cinco sesiones se repita la votación sobre la conveniencia de celebrar un juicio político contra Rousseff.
De cumplirse las órdenes de Maranhão, el proceso volverá a la Cámara de Diputados, donde Rousseff podrá retomar la ronda de contactos con los grupos parlamentarios con el fin de recabar los apoyos necesarios para frenar el impeachment. En la votación de abril, la Cámara de Diputados ratificó por 342 votos –dos más de los necesarios– la recomendación de la comisión especial de llevar a Rousseff a un juicio político. Entonces, los partidos dieron libertad de voto a sus miembros, lo que aumenta el margen de actuación del Gobierno de cara a esta eventual segunda vuelta.

Comentarios