jueves 26/11/20

Peña Nieto da plantón a Trump tras sus amenazas por el muro fronterizo

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, anunció la cancelación de la visita que tenía previsto hacer el próximo martes a Washington, en respuesta a la amenaza proferida horas antes por su homólogo estadounidense, Donald Trump.

Donald Trump saluda a su llegada al estado de Maryland	REUTERS/Jonathan Ernst
Donald Trump saluda a su llegada al estado de Maryland REUTERS/Jonathan Ernst

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, anunció la cancelación de la visita que tenía previsto hacer el próximo martes a Washington, en respuesta a la amenaza proferida horas antes por su homólogo estadounidense, Donald Trump.
“Esta mañana hemos informado a la Casa Blanca de que no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes con el presidente de Estados Unidos”, escribió Peña Nieto en su cuenta oficial de Twitter, si bien reiteró la “voluntad” de su Gobierno de seguir trabajando para “lograr acuerdos en favor de ambas naciones”.
La oposición mexicana había pedido al líder del PRI que cancelara el viaje a Estados Unidos, al menos hasta que se consensuara una postura a nivel nacional sobre las negociaciones entre ambos países en torno al acuerdo de libre comercio y el muro fronterizo. Trump contestó en dicha red social aconsejando a Peña Nieto que cancelara la reunión si no estaba dispuesto “a pagar por el necesario muro”, vinculando esta cuestión a la renegociación del acuerdo de libre comercio para América Latina, del que también es parte Canadá.
El nuevo inquilino de la Casa Blanca firmó una orden ejecutiva para construir un muro en la frontera con México –que pretende hacer pagar al país iberoamericano– para frenar la inmigración ilegal, el crimen organizado y el terrorismo.
Además, ha planteado la necesidad de renegociar el tratado de libre comercio con México y Canadá y, en el caso de que estos se nieguen, anunció que EEUU abandonará este acuerdo comercial como ya ha hecho con el firmado para Asia-Pacífico.

impuesto
Trump pretende obligar a México a pagar el muro a través de un impuesto específico, según reveló el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer. Formará parte de la reforma fiscal que planea hacer el Gobierno y que, previsiblemente, contará con el apoyo del Congreso, dominado por los republicanos.
Tras la anulación de la cita entre ambos mandatarios por parte de Peña Nieto, Trump asumió, sin embargo, parte de la iniciativa. En una comparecencia ante un foro republicano en Filadelfia, el presidente dijo que ha “acordado” con su homólogo cancelar dicho encuentro, habida cuenta de que habría sido “inútil”. En este sentido, advirtió de que antes México debe “tratar a Estados Unidos de forma justa, con respeto”, lo que de forma velada implica un nuevo mensaje al país vecino para que asuma el coste de construir un muro en la frontera común.
Por su parte, Peña Nieto ordenó a la Secretaría de Relaciones Exteriores que “refuerce las medidas de protección a los connacionales” desplegados en EEUU, como respuesta a los nuevos pasos dados por el presidente Trump en materia de inmigración. “Los 50 consulados de México en Estados Unidos se convertirán en auténticas defensorías de los derechos de nuestros migrantes”, señaló.
Por otro lado, el nuevo Gobierno de Estados Unidos pidió al jefe de la Patrulla Fronteriza, Mark Morgan, que abandone el cargo. Morgan, con una larga carrera en el FBI, informó ayer a sus empleados de que no dimite, sino que abandona el puesto por petición expresa del Gobierno.
La salida del responsable de la Patrulla Fronteriza previsiblemente gustará al principal sindicato, que llegó a calificar a Morgan de “desgracia” para el cuerpo.
El sindicato criticó a Morgan por respaldar los planes de Barack Obama para no deportar a parte de los inmigrantes indocumentados.

Comentarios