La pausa humanitaria en Guta Oriental no evita la violencia en su primer día

La pausa humanitaria, auspiciada por Rusia e iniciada ayer en la región siria de Guta Oriental, el principal bastión opositor de las afueras de Damasco, no acabó con la violencia y los ataques continuaron, en medio de las acusaciones mutuas de las partes de haber incumplido la tregua.

La pausa humanitaria en Guta Oriental no evita la violencia en su primer día
Atienden a un niño herido tras un ataque de las fuerzas leales al Gobierno sirio, en Guta Oriental | Mohammed Badra (efe)
Atienden a un niño herido tras un ataque de las fuerzas leales al Gobierno sirio, en Guta Oriental | Mohammed Badra (efe)

La pausa humanitaria, auspiciada por Rusia e iniciada ayer en la región siria de Guta Oriental, el principal bastión opositor de las afueras de Damasco, no acabó con la violencia y los ataques continuaron, en medio de las acusaciones mutuas de las partes de haber incumplido la tregua.
Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos cinco personas perdieron la vida y 26 resultaron heridas antes, durante y después de la pausa en las hostilidades, que se mantuvo entre las 09.00 y las 14.00 hora local y que se espera que siga aplicándose en los próximos días.
De esos fallecidos, al menos un menor y un hombre murieron por los disparos de artillería de las fuerzas gubernamentales en la localidad de Yisrín, informó esa fuente, que también documentó bombardeos de aviones no identificados en Harasta, Mesraba, Zamalka, Arbín y Duma, entre otros.

Bombardeos
Desde el interior de Guta Oriental, un portavoz del opositor Consejo Local de Hamuriya, que se identificó como Ismail, dijo que “la calma prevaleció en las primeras horas de la tregua, pero después los aviones volvieron a bombardear zonas residenciales”. Durante los primeros momentos de tranquilidad, “la gente aprovechó para salir de sus casas en busca de suministros y se trasladaron los cadáveres y heridos que no habían podido ser llevados (anteriormente) a centros médicos por la intensidad de los ataques”.

“Los enfrentamientos continúan, es la información que hemos recibido”, declaró a la prensa el portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke. Por su parte, las autoridades sirias habilitaron un corredor humanitario para facilitar la salida de los civiles que desearan abandonar Guta Oriental, sin que fuese aprovechado por ningún ciudadano. Según la televisión oficial siria, “grupos terroristas” lanzaron cohetes para evitar la marcha de los civiles de la región. La agencia de noticias oficial siria, SANA, precisó que combatientes del Frente al Nusra, como se denominaba antiguamente la filial siria de Al Qaeda, dispararon proyectiles contra el corredor.
La ONU declaró que seguía esperando a que se detuviesen los combates para poder llevar ayuda a Guta Oriental. “Naciones Unidas está lista para llevar convoyes de emergencia a Guta Oriental y para evacuar a cientos de heridos tan pronto como las condiciones de seguridad lo permitan”, dijo el portavoz de la organización, Stephane Dujarric. “En la situación actual, esto no es posible”, subrayó el portavoz.

Por su parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja advirtió de que “en cinco horas es imposible” llevar un convoy de ayuda humanitaria a Guta Oriental. “Tenemos una larga experiencia trayendo ayuda a través de los frentes de guerra en Siria y sabemos que puede tomar un día simplemente pasar los puestos de control, aunque haya acuerdos previos con todas las partes”, declaró en un comunicado el responsable regional del CICR para Oriente Medio, Robert Mardini.