Miércoles 19.06.2019

El Parlamento italiano aprueba los presupuestos avalados por Bruselas

El M5S y la Liga, con mayoría, se quedan solos votando un texto que recibió el “no” de la oposición en bloque

Un artículo en el blog del Cinco Estrellas provocó un gran revuelo en la sesión plenaria de ayer en el Parlamento romano | efe
Un artículo en el blog del Cinco Estrellas provocó un gran revuelo en la sesión plenaria de ayer en el Parlamento romano | efe

El Gobierno de Italia, del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, logró ayer aprobar en el Parlamento los presupuestos generales de 2019 avalados por la Comisión Europea, a un día de que concluya el año.


La aprobación “in extremis” de las cuentas se produjo en la Cámara de los Diputados (313 votos a favor y 70 en contra) tras pasar por el Senado el pasado día 23.


El M5S y la Liga, con mayoría, se quedaron solos votando un texto que recibió el “no” de la oposición en bloque: desde la conservadora Forza Italia hasta la izquierda del Partido Demócrata (PD) y Libres e Iguales (estos dos últimos no participaron en la votación).
La cuentas tienen el aval de la CE, después de que Roma accediera a rebajar la previsión de déficit para 2019 hasta el 2,04% del Producto Interior Bruto, frente al 2,4% propuesto en un primer momento y rechazado por Bruselas en una decisión sin precedentes.

El resultado se daba ya por descontado, después de que el Ejecutivo populista superara el sábado una votación de confianza en la Cámara baja, una medida a la que se recurre para acelerar la tramitación de leyes y evitar posibles enmiendas.

Austeridad 
El Ejecutivo aspira a poner fin a las políticas de austeridad que se impusieron durante la crisis y a aplicar recetas expansivas, apostando por las inversiones, los subsidios y la mejora de las infraestructuras.


El objetivo es financiar las promesas electorales de los partidos en el Gobierno desde el pasado 1 de junio, como un subsidio de desempleo conocido como “renta de ciudadanía” propuesto por el M5S y la reforma del Sistema de Pensiones y un impuesto único a autónomos obra de la Liga de Matteo Salvini.


La aprobación de las cuentas ha sido un tema candente en Italia desde que en septiembre el Gobierno celebrara desde el balcón de la sede del Ejecutivo el acuerdo de Presupuestos tras el Consejo de Ministros.


Y es que el texto fue objeto de un pulso doble: por un lado entre el M5S y la Liga, obstinadas en incluir sus propias y respectivas medidas; y por otro, entre Roma y Bruselas, dada su vocación de aumentar el gasto, en un país con una deuda del 131 % del PIB. Hay quien reprocha al Ejecutivo que las cuentas hayan tenido que contar con el plácet de Bruselas, como hizo la líder de los ultraderechistas Hermanos de Italia, Giorgia Meloni.

Pero el primer ministro Conte ya aseveró, en la tradicional rueda de prensa de fin de año, que “han sido escritas en Italia”.

Gran revuelo
En esta última sesión parlamentaria causó un gran revuelo e indignación un artículo publicado en el blog del Cinco Estrellas en el que se advertía que la banca, las grandes corporaciones y los partidos PD y FI se habían conjurado contra los planes del Gobierno. Les acusaba de “contaminar el debate democrático con un auténtico terrorismo mediático y psicológico”, anunciando que las cuentas aumentarán los impuestos y afectarán al bolsillo de los italianos.

“Estamos desbaratando décadas de privilegios y no cederemos a las extorsiones. Seguiremos con la cabeza alta y la valentía y ambición de siempre para mejorar Italia. Siempre de la parte del pueblo”, prometieron desde las filas del M5S..

Comentarios