martes 27/10/20

Un muerto y un herido grave en el asalto a un cuartel venezolano

El asalto de ayer a la base venezolana de Fuerte Paramacay, en la ciudad de Valencia, se saldó con un atacante muerto y otro herido grave, según el comandante del Ejército venezolano, Jesús Suárez Chourio. Desde la Brigada 41 de Blindados

El gobierno señaló que algunos de los asaltantes se dieron a la fuga tras robar armas | ANDRES MARTINEZ CASARES
El gobierno señaló que algunos de los asaltantes se dieron a la fuga tras robar armas | ANDRES MARTINEZ CASARES

El asalto de ayer a la base venezolana de Fuerte Paramacay, en la ciudad de Valencia, se saldó con un atacante muerto y otro herido grave, según el comandante del Ejército venezolano, Jesús Suárez Chourio. Desde la Brigada 41 de Blindados del Batallón Paramacay, denunció el suceso no como un levantamiento militar sino como un “ataque terrorista, paramilitar, mercenario, pagado por la derecha y sus colaboradores; pagado por el imperio norteamericano”.
“Fue dado de baja uno de ellos (muerto), y otro que fue gravemente herido”, aseveró y añadió que “la patria esté segura de que mientras existan soldados bolivarianos, revolucionarios, antiimperialistas y más que nunca chavistas, seguirá en paz”, proclamó el representante.
El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, dijo horas antes a través de un comunicado que los asaltantes a Fuerte Paramacay confesaron actuar bajo contrato de la “extrema derecha en conexión con gobiernos extranjeros” y que algunos de ellos se han dado a la fuga tras robar algunas armas.
En este sentido, concretó que “parte del grupo logró sustraer algunas armas y están bajo intensa búsqueda por parte de organismos de seguridad del estado”, añadió Padrino lópez, quien precisó que, entre los siete detenidos, se encuentran varios civiles y un primer teniente “en situación de deserción”.
El texto confirma que la “operación terrorista” incluyó la difusión de un video grabado por el cabecilla del ataque, Juan Caguaripano, que hace tres años “fue separado de la institución por traición a la patria y rebelión, el cual huyó del país y recibió protección en Miami, Estados Unidos”.
Por su parte, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela vinculó a la oposición al presidente Nicolás Maduro con el ataque cometido, según afirmó, por “delincuentes civiles portando prendas militares”. En otro comunicado, el cuerpo castrense informó de que un “teniente en situación de deserción” también participó en el hecho.
Al parecer, los insurrectos fueron repelidos de forma inmediata y varios de ellos detenidos, incluyendo al teniente, informó la FANB sobre “esta afrenta planeada por grupúsculos con perversos intereses y mezquinas intenciones apátridas”.

Show propagandístico
Confeso defensor de la revolución bolivariana instaurada en el país desde 1999, el organismo ponderó el ataque como “un show propagandístico, una entelequia, un paso desesperado que forma parte de los planes desestabilizadores y la conjura continuada que se viene gestando, para intentar evitar que se consolide el renacimiento de nuestra república”
No obstante, remarcó que la institución “permanece incólume, unida monolíticamente, aferrada a sus convicciones democráticas, con la moral en alto, apoyando de manera incondicional” al presidente Nicolás Maduro y a la Asamblea Nacional Constituyente instalada el viernes pese al rechazo de buena parte de la comunidad internacional.

Comentarios