viernes 27/11/20

Miles de manifestantes inundan las calles de Londres contra el Brexit

Decenas de miles de personas llevaron a cabo ayer la llamada Marcha por Europa en Londres para manifestar su repulsa a los resultados del referéndum del pasado 23 de junio que concluyó con la victoria de los partidarios de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Decenas de miles de personas llevaron a cabo ayer la llamada Marcha por Europa, en Londres	Neil Hall
Decenas de miles de personas llevaron a cabo ayer la llamada Marcha por Europa, en Londres Neil Hall

Decenas de miles de personas llevaron a cabo ayer la llamada Marcha por Europa en Londres para manifestar su repulsa a los resultados del referéndum del pasado 23 de junio que concluyó con la victoria de los partidarios de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.
La marcha, que comenzó en torno a las 12.00 horas en Park Lane, fue avanzando hacia su destino final, la plaza del Parlamento británico, adonde llegó tras atravesar el centro de Londres. “UE, te quiero” y “Esperanza en lugar de odio” fueron algunos de los cánticos de la multitud, junto a pancartas donde se pedía al Parlamento que “use su soberanía para salvar al Reino Unido de la crisis”.
Mientras, la reina Isabel de Inglaterra pidió a los líderes británicos que mantengan “la calma y la compostura” para afrontar los próximos días la evolución de los acontecimientos tras la victoria del Brexit en el referéndum.
Así lo hizo saber la monarca británica durante la sesión de apertura del Parlamento de Escocia en Edimburgo.
Aunque no realizó ninguna mención explícita al plebiscito, Isabel II pidió a los diputados británicos que ejerzan “un verdadero liderazgo” y piensen “en profundidad y con calma en tiempos de turbulencia”.
En su quinto discurso de apertura, Isabel II declaró que “los nuevos parlamentos proporcionan esperanza y renovación en un mundo cada vez más complejo y exigente, donde los eventos cambian con extrema rapidez”.
Por otro lado, el presidente de Francia, François Hollande, advirtió el viernes de que la salida del Reino Unido de la Unión Europea es irreversible, en la medida en que se trata de una decisión que no puede ser ni “anulada” ni tampoco “aplazada”, como han sugerido en la última semana algunos dirigentes británicos.
Hollande se refirió al Brexit durante las conmemoraciones por el centenario de la batalla del Somme, en la que precisamente colaboraron tropas francesas y alemanas. En declaraciones a los medios de comunicación, instó a Londres a asumir las “consecuencias” del referéndum.
Una mayoría de británicos se pronunció a favor del divorcio con la Unión Europea y, según Hollande, ahora “la decisión está tomada”. “No puede ser aplazada ni anulada”, avisó, tal como hicieron otros líderes como la alemana Angela Merkel. El mandatario francés apuntó que es ahora cuando los británicos están “empezando a comprender” el alcance de esa decisión, ya que estar en la Unión Europea también tiene “ventajas”.
Por su parte, el primer ministro de República Checa, Bohuslav Sobotka, informó este viernes de que su Gobierno no tiene intención de convocar un referéndum sobre la permanencia del país en la Unión Europea, como había anunciado por sorpresa el día anterior Milos Zeman, el presidente del país.
De hecho, Zeman había solicitado el plebiscito al tiempo que manifestó su opinión de que el país debería permanecer de todas formas en la Unión Europea.
“No estoy de acuerdo con los partidarios de salir de la Unión Europea”, dijo Zeman a Czech Radio la noche del jueves en la ciudad de Velke Mezirici, donde se reunió con un grupo de ciudadanos. “Pero haré todo lo posible para que tengan un referéndum y puedan así expresarse. Y lo mismo pasará con una eventual salida de la OTAN”, añadió el presidente de centroizquierda.
En la República Checa, la satisfacción con la membresía de la Unión Europea bajó a un 25 por ciento en un sondeo realizado el pasado mes de abril.

Comentarios