Merkel y Putin coinciden en la necesidad de resolver la crisis en Ucrania y Siria

El presidente ruso, Vladimir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel, durante su encuentro de ayer en Alemania | efe

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladímir Putin, retomaron ayer en las afueras de Berlín el diálogo que reanudaron en mayo en el balneario ruso de Sochi en el que fue su primer encuentro bilateral en dos años y centrado en los temas de Ucrania y Siria.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladímir Putin, retomaron ayer en las afueras de Berlín el diálogo que reanudaron en mayo en el balneario ruso de Sochi en el que fue su primer encuentro bilateral en dos años y centrado en los temas de Ucrania y Siria.
Este nueva cita en poco más de tres meses denota la necesidad de diálogo y un cambio de rumbo en las relaciones, deterioradas considerablemente desde la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea en 2014 y por el apoyo de Moscú a las fuerzas rebeldes prorrusas en el este de Ucrania.
En una comparecencia previa a esta reunión, calificada el viernes por la canciller de “encuentro de trabajo” del que no cabe esperarse resultados concretos, Merkel subrayó la responsabilidad que tienen Alemania y Rusia, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU con poder de veto, para buscar soluciones a los muchos conflictos graves en el mundo.
Merkel y Putin coincidieron en que el cumplimiento de los acuerdos de Minsk son la base para resolver el conflicto en el este de Ucrania y expresaron su compromiso a seguir trabajando junto con París y Kiev en el denominado Formato de Normandía.

Misión de la ONU
La canciller alemana señaló que abordaría el tema de una misión de la ONU en el este de Ucrania “que podría quizás desempeñar un papel en la pacificación”, dijo, mientras que Putin se mostró dispuesto a seguir apoyando la misión de observación de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).
Respecto a Siria, Merkel subrayó la necesidad de evitar que se produzca una catástrofe humanitaria en Idleb, al tiempo que subrayó la importancia de poner en marcha un proceso político que incluye una reforma constitucional y posibles elecciones. 
Putin, por su parte, destacó la importancia de ampliar la ayuda humanitaria en Siria y de apoyar sobre todo en el restablecimiento de las infraestructuras más elementales a aquellas zonas a las que están regresando las personas que habían huido a otros países. Ambos subrayaron asimismo la importancia de mantener el acuerdo nuclear suscrito en 2015 con Irán después de que Estados Unidos lo abandonara en mayo. l