viernes 19.07.2019

May garantiza que seguirá adelante con el Brexit tras ganar una moción de confianza

La mandataria asegura a sus diputados que no se presentará a las próximas elecciones, en 2022

Theresa May regresa a su residencia oficial tras la moción de confianza | efe
Theresa May regresa a su residencia oficial tras la moción de confianza | efe

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó ayer tras ganar una moción de confianza convocada por su partido que seguirá adelante con el “trabajo” de materializar el Brexit. 
En un discurso ante su residencia oficial de Downing Street, May reconoció que un número “significativo” de diputados conservadores habín votado contra ella (117 de 317) y aseguró que ha escuchado “lo que han expresado”. La jefa de Gobierno declaró que mantenía sus planes de viajar hoy a Bruselas para reunirse con los líderes de los 27 Estados miembros restantes de la UE.
Allí, buscará “garantías legales y políticas” sobre el mecanismo de seguridad para evitar una frontera en Irlanda del Norte, el principal escollo para aprobar en el Parlamento el acuerdo sobre el Bexit al que el Gobierno británico ha llegado con la UE.
Tras superar la moción de confianza, May aseguró que se enfrenta a una “misión renovada” para “entregar el Brexit por el que votó la gente” y “construir un país que funcione para todos”.

Unión
“Los políticos de todos los bandos deben unirse y actuar en el interés nacional”, dijo la mandataria conservadora, que se vio obligada a aplazar la votación sobre el tratado de salida de la UE en el Parlamento el pasado lunes al no contar con una mayoría suficiente para ganarla.
El diputado Jacob Rees-Mogg, uno de los líderes de la facción euroescéptica de los tories, consideró tras la votación de ayer que el resultado es “terrible” para la primera ministra británica, que necesita convencer a ese grupo de parlamentarios para que respalden el acuerdo en una votación que espera convocar antes del próximo 21 de enero. 
Por otro lado May afirmó en un discurso a puerta cerrada frente a sus diputados, antes de someterse a la moción de confianza, que no se presentará a las próximas elecciones, previstas para 2022. “Fue extremadamente clara: no liderará al Partido Conservador en las próximas elecciones”, afirmó el diputado tory Nick Boles. 
La moción había sido activada por el ala más euroescéptica de los conservadores, que están descontentos con el acuerdo sobre el Brexit al que ha llegado May con Bruselas.  Las dos últimas mociones de confianza internas presentadas a líderes del Partido Conservador se produjeron en 2003, a Iain Duncan Smith, y en 1990, a Margaret Thatcher.

Comentarios