sábado 15/8/20

Los daños que Gaza sufrió por la ofensiva israelí ascienden a 230 millones

Los daños causados en Gaza por la operación israelí Pilar defensivo ascienden a unos 230 millones de euros, más de un tercio en el sector de la agricultura, el dato figura en un informe que fue publicado ayer por la Cámara de Comercio de la franja.

Dos personas caminan junto a las oficinas destruidas del Gobierno en Gaza	efe
Dos personas caminan junto a las oficinas destruidas del Gobierno en Gaza efe

Los daños causados en Gaza por la operación israelí Pilar defensivo ascienden a unos 230 millones de euros, más de un tercio en el sector de la agricultura, el dato figura en un informe que fue publicado ayer por la Cámara de Comercio de la franja.

El estudio, que exhorta a declarar Gaza como zona de desastre económico, incluye en esas estadísticas la destrucción ocasionada por los ocho días de bombardeos israelíes y los gastos extraordinarios de salud.

La operación dejó en Gaza un balance de casi 170 muertos y 1.300 heridos.

Por sectores, el agrícola es el que ha sufrido más en pérdidas, 92 millones de euros, mientras que la actividad comercial perdió otros 30 millones. El resto de pérdidas se concentran en los daños a viviendas, edificios públicos e infraestructuras de todo tipo que fueron atacadas por la Fuerza Aérea israelí.

El sector agrícola, con 92 millones de merma,  fue el más castigado por los bombardeos

Para devolver a Gaza a su ritmo habitual de actividad económica, la Cámara de Comercio exhortó a Israel a levantar las restricciones que impuso a la franja en 2006, y que fueron aliviadas en 2010 a raíz del asalto a la Flotilla de la Libertad, en el que murieron nueve activistas turcos.

Ayer, la oficina del primer ministro Ismail Haniye informó de que en el marco de las negociaciones para resolver todo tipo de problemas que son foco de tensión en la zona, Israel aceptó la ampliación de la zona de pesca en Gaza de tres a seis millas y que autorizó a los agricultores a trabajar sus tierras en las zonas contiguas a la verja fronteriza.

Las medidas forman parte de las negociaciones que Israel y Hamás llevan a cabo con la mediación de Egipto desde el final de la operación Pilar Defensivo el miércoles, en la que murieron 166 palestinos y seis israelíes en ocho días de hostilidades.

El acuerdo de tregua contempla una primera fase para poner fin a las actividades militares y una segunda para analizar y negociar todas las cuestiones que alientan la tensión en la zona.

El viernes un negociador israelí se desplazó a El Cairo para seguir las conversaciones, y hoy se informó en Gaza de que los contactos proseguirán mañana.

El comunicado de la oficina de Haniye explica que en la próxima reunión serán abordados otros problemas, entre ellos los disparos del Ejército israelí a palestinos que entran en la llamada zona de amortiguación de Gaza.

Se trata de una franja de hasta 500 metros delimitada hace años por Israel a la que impide el acceso a los palestinos de Gaza, a pesar de que se encuentra de su lado de la frontera.

Excavadoras militares alisan el terreno periódicamente y erradican de ella todo vestigio de vegetación para poder divisar a cualquier atacante que se acerque a Israel e impedir a las milicias la construcción de túneles que crucen la frontera.

Ayer, un joven palestino de 20 años murió y otras 25 personas resultaron heridas allí cuando se manifestaban contra Israel y, según el ejército israelí, trataron de derribar la verja fronteriza.

Comentarios