Londres pide a la UE “pragmatismo” y “ambición” para un acuerdo del Brexit

El ministro para la salida británica del bloque comunitario, Dominic Raab, comparece ante los medios en Londres | aec

El ministro británico para el Brexit, Dominic Raab, pidió ayer a la Unión Europea (UE) “ambición” y “pragmatismo” para poder llegar a un acuerdo con el Reino Unido sobre su salida del bloque comunitario, prevista para dentro de siete meses.

El ministro británico para el Brexit, Dominic Raab, pidió ayer a la Unión Europea (UE) “ambición” y “pragmatismo” para poder llegar a un acuerdo con el Reino Unido sobre su salida del bloque comunitario, prevista para dentro de siete meses.
“Mantengo la confianza en que un acuerdo está a nuestro alcance. Nosotros estamos aportando ambición, pragmatismo y energía, y, si ocurre lo mismo por su parte, como espero que sea, obtendremos un acuerdo”, afirmó Raab ante el Comité para la UE de la Cámara de los Lores británica. 
“Queremos ver algo de energía renovada”, recalcó el ministro, que puntualizó que la posición de Londres y Bruselas continúa alejada en asuntos como el futuro estatus de la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Raab, que mañana prevé reunirse con el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, admitió que contempla la posibilidad de que el diálogo se alargue más allá del Consejo Europeo de octubre, que se había marcado como fecha límite para sellar un pacto.
Ante la falta de avances en temas clave de las negociaciones, el Gobierno británico divulgó la semana pasada una serie de documentos técnicos para preparar la opción de que el Reino Unido abandone la UE el 29 de marzo de 2019 sin un acuerdo firmado sobre las condiciones de salida.
El diario “The Guardian” reveló ayer que funcionarios del Ministerio del Brexit británico “expresaron su frustración” ante una supuesta falta de disposición por parte de Barnier para aumentar el ritmo de las negociaciones.
“Más allá de cualquier especulación que pueda aparecer en un periódico, mañana por la noche iré a Bruselas para mantener una importante y larga reunión el viernes”, dijo a ese respecto Raab, que expresó que mantiene una buena relación “profesional y personal” con Barnier.
El ministro británico de la Oficina del Gabinete, David Lidington, “número dos” de la primera ministra, Theresa May, dijo ayer por su parte ante empresarios franceses que el plan para el Brexit que puso sobre la mesa en julio la jefa de Gobierno británica es la única alternativa a una salida sin acuerdo.
“Nos enfrentamos a la elección entre las propuestas pragmáticas que estamos debatiendo con la Comisión Europea, o bien que no haya acuerdo. Los modelos alternativos no alcanzan el nivel de ambición o los resultados que queremos ver”, afirmó Lidington.
Por otro lado, los planes del Gobierno británico de almacenar medicamentos para evitar posibles interrupciones del suministro en caso de que se produzca un Brexit sin acuerdo podrían llegar a costar 2.000 millones de libras (2.200 millones de euros), según indicó ayer el grupo de presión “Best for Britain”.
El ministro de Sanidad del Reino Unido, Matt Hancock, informó la semana pasada a los proveedores de medicamentos de los planes gubernamentales para asegurar que el país dispone de fármacos adicionales para un periodo de seis semanas, si se da el escenario de una salida de la Unión Europea sin acuerdo. l