martes 1/12/20

La Cruz Roja logra hacer llegar comida y productos básicos a civiles de Alepo

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó hoy de que ha logrado hacer llegar a Alepo alimentos y otros productos básicos suficientes para cubrir las necesidades de al menos 12.500 personas durante las próximas semanas.

"Alepo preocupa de manera especial al CICR, no solo por su lejanía geográfica, sino porque la Media Luna Roja Siria tuvo que suspender la mayor parte de sus actividades debido al peligro extremo existente sobre el terreno", afirmó en un comunicado Marianne Gasser, jefa de la delegación del CICR en el país árabe.

Pese a esta suspensión, Gasser indicó que "todavía hay docenas de voluntarios que siguen trabajando bajo condiciones extremadamente difíciles para hacer frente a las necesidades crecientes de la población civil" en la segunda ciudad de Siria, asediada desde hace días por las fuerzas del presidente Bacher el Asad.

El CICR cifró en "miles" el número de personas que han tenido que huir de sus casas a consecuencia del recrudecimiento de la violencia en Alepo y que, en un alto porcentaje, se están alojando en edificios públicos convertidos en refugios improvisados.

Más de 80 escuelas en diversas partes de la provincia de Alepo acogen a civiles que huyen de los combates, indicó el CICR, que aseguró haber asistido a más de 125.000 personas en todo el país en las últimas tres semanas pese al recrudecimiento del conflicto.

En el caso de Damasco, Gasser informó de que "a medida que la situación comenzó a empeorar, se hizo muy difícil para nuestro personal moverse dentro de la ciudad y en sus alrededores para hacer llegar la ayuda a la población civil".

"Las necesidades han aumentado con mucha rapidez, de manera que el CICR ha tenido que adaptar su manera de trabajar para hacer frente a esas necesidades", explicó la jefa de la delegación.

El CICR advirtió también de que muchos centros de asistencia médica encuentran cada vez más dificultades para tratar a los heridos y que los suministros médicos comienzan a escasear.

Aunque los esfuerzos humanitarios se han concentrado en las últimas semanas en Damasco y Alepo, el CICR indicó que en otras localidades, como Homs, la situación también es crítica.

En esta última, miles de personas están refugiadas desde hace semanas en escuelas y otros edificios públicos, según el CICR, que ha entregado suministros de alimentos para 20.000 personas durante un mes.

En Homs preocupaba especialmente el acceso al agua potable y el CICR logró instalar un generador para mantener en funcionamiento las plantas hídricas que suministran agua al 80 % de la población.

Además, se han entregado raciones de alimentos para un total de 43.000 civiles en Hama, Idlib, Latakia, Raqqa y Hassakeh.

En estos momentos, el CICR tiene a 50 personas de plantilla trabajando en Siria, a lo que hay que sumar cientos de voluntarios en diversas localidades del país.

Comentarios