lunes 21/9/20

Irán denuncia que se politizan asuntos técnicos para enfrentarlo con el OIEA

El representante iraní ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Ali Asghar Soltanieh, criticó hoy la "politización de asuntos técnicos normales" surgida en torno al enriquecimiento de uranio con el fin, según Teherán, de enfrentar a Irán con la agencia nuclear de la ONU.
El jefe de las negociaciones iraní en cuestiones nucleares Said Jalili.
El jefe de las negociaciones iraní en cuestiones nucleares Said Jalili.
Según declaraciones de Soltanieh difundidas por medios iraníes, la aparición de rastros de uranio enriquecido al 27 %, por encima del 20 % declarado por Teherán, en la instalación nuclear de Fordo, "es un tema técnico normal que están investigando los expertos".
Los inspectores del OIEA han señalado que, según Irán, el exceso en el enriquecimiento de uranio se debe a "razones técnicas fuera del alcance del control operativo", pero no a un intento de superar el 20 % que precisa para el reactor experimental de uso médico de Teherán.
Estados Unidos ha pedido al OIEA que investigue el asunto a fondo, aunque ha admitido que podría haber distintas explicaciones, "incluida la que los iraníes han proporcionado", según la portavoz del Departamento de Estado de Washington, Victoria Nuland.
Para Soltanieh, algunos "medios occidentales" han utilizado este "asunto técnico menor", que es común en las instalaciones nucleares, para perseguir "objetivos políticos".
En su opinión, esto supone "esfuerzos para estropear el ambiente de cooperación constructiva entre Irán y el OIEA", que el pasado lunes, 21 de mayo, llegaron a un preacuerdo para firmar en breve un nuevo pacto que permita resolver de forma estructurada las dudas pendientes sobre el programa nuclear de la República Islámica.
Para Soltanieh, el informe del OIEA "prueba una vez más la naturaleza pacífica de las actividades nucleares de Irán", que Teherán defiende, "y desmiente las acusaciones contra el país", del que algunos gobiernos, con el de Washington a la cabeza, sospechan que podría tener objetivos armamentistas.
Soltanieh dijo que el enriquecimiento de uranio por parte de Irán se lleva a cabo con éxito y bajo la supervisión del OIEA, la agencia de la ONU encargada de vigilar el cumplimiento del Tratado de No Proliferación nuclear (TNP), del que Teherán es signatario.
"Irán ha producido 6.197 kilos de uranio enriquecido al 5 % y 145,6 kilos al 20 % bajo la supervisión del OIEA", precisó Soltanieh, al recordar que para la fabricación de bombas atómicas se precisa uranio enriquecido al 90 %, que Irán no produce.

Comentarios