jueves 22/10/20

Investigan por homicidio al andaluz sospechoso de matar a un joven francés

El supuesto autor de la agresión que este miércoles acabó en la muerte de un militante de extrema izquierda en pleno centro de París es investigado por homicidio voluntario, informó ayer la Fiscalía, según la cual otras cuatro personas están en ese mismo caso por complicidad.
 

unos amigos del militante antifascista clement meric se abrazan en el lugar donde este fue agredido efe
unos amigos del militante antifascista clement meric se abrazan en el lugar donde este fue agredido efe

El supuesto autor de la agresión que este miércoles acabó en la muerte de un militante de extrema izquierda en pleno centro de París es investigado por homicidio voluntario, informó ayer la Fiscalía, según la cual otras cuatro personas están en ese mismo caso por complicidad.
El principal sospechoso es Esteban M., un cabeza rapada nacido en Cádiz pero con nacionalidad francesa, que trabajaba como agente de seguridad y tenía antecedentes policiales por posesión de armas.
La investigación todavía no está cerrada, pero los primeros resultados ofrecidos ayer en conferencia de prensa por el fiscal de París, François Molins, permiten avanzar que la muerte del joven Clement Meric, estudiante de Ciencias Políticas y militante de la extrema izquierda, se debió a los puñetazos recibidos.
Meric y sus amigos estaban este miércoles en una venta privada organizada en un piso y coincidieron en ese mismo local con el grupo de agresores, a los que al parecer provocaron con un “los nazis vienen a comprar”.
La disputa verbal entre unos y otros no tardó en encenderse y en hacer que fueran desalojados y que continuaran la pelea en la calle, donde los cabezas rapadas, según esos datos, habrían pedido refuerzos.
Más allá del golpe mortal, tal y como relató el fiscal, los testigos han relatado una escena de violencia con intercambio de golpes entre ambas partes, en los que se sospecha que se recurrió al uso de un puño americano.
Meric quedó en estado de muerte cerebral y falleció un día después por “traumatismo craneal” y hemorragia cerebral, provocados por los puñetazos recibidos, no por haberse golpeado la cabeza contra un bolardo al caer tras uno de esos impactos. “La víctima, si se me permite la expresión, estaba mucho menos cachas”, dijo el fiscal sobre Meric, y subrayó que se ha pedido la detención provisional de cuatro de los agresores, y la libertad bajo control judicial para la quinta persona detenida, una chica que trabajaba como empleada en un crematorio.
Los cinco agresores tenían edades comprendidas entre los 19 y los 32 años, y eran próximos al grupúsculo de extrema derecha “Troisieme Voi” (Tercera Vía) y a su servicio de orden, las Juventudes Nacionalistas Revolucionarias (JNR), cuyo líder, Serge Ayoub, ha negado toda implicación.

Comentarios