viernes 27/11/20

La huida de López desata una guerra diplomática entre Madrid y Caracas

España condena las detenciones en su embajada y Venezuela le acusa de vulnerar la Convención de Viena
Vehículos del Servicio Bolivariano de Inteligencia rodean la casa del embajador español | miguel Gutiérrez (efe)
Vehículos del Servicio Bolivariano de Inteligencia rodean la casa del embajador español | miguel Gutiérrez (efe)

La fuga del líder opositor Leopoldo López, que ayer viajó desde su país hasta España, desencadenó un conflicto diplomático entre España y el Gobierno venezolano, quien  denunció ayer que Madrid vulneró la Convención de Viena, que rige las relaciones diplomáticas, al permitir la salida del país de López, que se encontraba en la residencia del embajador español en Caracas desde abril de 2019, tras abandonar su arresto domiciliario. 

Por su parte, el Gobierno español, tras confirmar la llegada ayer  a Madrid del líder opositor, condenó la detención ese mismo día de dos miembros del personal adscrito a su misión diplomática por parte de las fuerzas de seguridad del país latinoamericano.

Según el partido opositor Voluntad Popular, los detenidos son Nubia Campos, cocinera de López, y el vigilante privado de seguridad José Jerjes Neira.

Ambos actos, lamenta el Gobierno, “suponen un incumplimiento de las obligaciones contenidas en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”.

España, una vez más “reitera su convencimiento de que la crisis multidimensional que atraviesa Venezuela requiere de una salida negociada, dirigida por los propios venezolanos que permita la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias con plenas garantías democráticas”.

También Caracas denunció, en un comunicado emitido por la Cancillería “el incumplimiento flagrante de las disposiciones fundamentales de la Convención de Viena “. 

En dicho mensaje, el régimen de Maduro señala que hubo “una inédita y continua violación” de dicha convención, que “se remonta, al menos, al año 2017 y fue protagonizada en territorio venezolano directamente por el embajador español”, Jesús Silva.  El Gobierno venezolano recuerda que Silva fue expulsado el 25 de enero de 2018 “como consecuencia de reiteradas intromisiones en asuntos internos”. 

Agradecimiento
Mientras, el embajador de Venezuela designado por la opositora Asamblea Nacional en España, Antonio Ecarri Bolívar, agradeció al Gobierno “la firmeza con la que ha garantizado la integridad de Leopoldo López”.

El embajador de la oposición señaló que, con su salida clandestina de Venezuela, López “ha burlado el aparato de represión de la dictadura, lo que demuestra que cada vez está más debilitada”, en referencia al Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
Poco después, el padre del líder opositor venezolano, Leopoldo López Gil, se ha declarado “muy feliz” de recibir a su hijo y ha agradecido al Gobierno español el respaldo proporcionado.

“Venezolanos, esta decisión no ha sido sencilla, pero tengan la seguridad de que cuentan con este servidor para dar la lucha desde cualquier espacio. No descansaremos y seguiremos trabajando día y noche para alcanzar la libertad que nos merecemos todos los venezolanos”, explicó el opositor venezolano en uno de sus mensajes en Twitter.

Comentarios