jueves 3/12/20

El hombre que se inmoló en la ciudad alemana de Ansbach había jurado lealtad al Estado Islámico

Un “soldado” del Estado Islámico es el responsable del atentado suicida de este domingo en el que resultaron heridas al menos 15 personas en la localidad alemana de Ansbach, en el norte de Baviera. El atacante es el único fallecido.

La Policía investiga la zona donde se produjo el ataque en la ciudad alemana de Ansbach	Michaela Rehle
La Policía investiga la zona donde se produjo el ataque en la ciudad alemana de Ansbach Michaela Rehle

Un “soldado” del Estado Islámico es el responsable del atentado suicida de este domingo en el que resultaron heridas al menos 15 personas en la localidad alemana de Ansbach, en el norte de Baviera. El atacante es el único fallecido.
“Llevó a cabo la operación en respuesta a los llamamientos a atacar a los países de la coalición que lucha contra el Estado Islámico”, informó la agencia Amaq y recoge el grupo de estudios sobre yihadismo SITE.
Anteriormente, el ministro del Interior bávaro, Joachim Herrmann, había revelado que el responsable del atentado, un sirio al que se le había denegado el asilo, tenía en su teléfono móvil y en su ordenador vídeos de contenido yihadista, entre ellos al menos uno en el que juraba lealtad al Estado Islámico.
El terrorista jura lealtad al líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, si bien no existen indicios que confirmen la implicación de algún grupo internacional en este atentado. Asimismo, amenaza en árabe con cometer atentados como “venganza” contra Alemania.
Herrmann ofreció estas conclusiones tras una “traducción provisional” de la documentación y subrayó, ya “sin duda”, no solo que lo ocurrido en Ansbach se trató de un “ataque terrorista”, sino que tenía “trasfondo islamista”. Las autoridades se incautaron de numerosas pruebas en un registro de la vivienda del autor y, de esta forma, pudieron confirmar que el terrorista pretendía causar más víctimas y no ser el único fallecido.
Entre los objetos hallados figura material con el que se habrían podido fabricar otras bombas. El atacante, de origen sirio, llegó a Alemania el 3 de julio de 2014 y se enfrentaba a un proceso de deportación. El Gobierno federal confirmó que iba a ser expulsado a Bulgaria, después de que se le hubiese denegado la petición de asilo y expirase el permiso de residencia. Antes de inmolarse, intentó acceder al recinto donde se celebraba un festival de música al que asistían 2.000 personas, pero al impedirle el paso detonó los explosivos junto a un bar cercano.

Comentarios