viernes 4/12/20

Los tres periodistas liberados en Siria llegan hoy a España desde Turquía

Un avión Falcon 900 de la Fuerza Aérea Española despegaba ayer de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) para traer de vuelta a los periodistas Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre, desaparecidos en Siria desde julio del año pasado y que fueron finalmente liberados.

Manuel López
Manuel López

Un avión Falcon 900 de la Fuerza Aérea Española despegaba ayer de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) para traer de vuelta a los periodistas Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre, desaparecidos en Siria desde julio del año pasado y que fueron finalmente liberados. Lo confirmó por la tarde el Ministerio de Defensa y también desde el entorno de los tres reporteros. Desde Turquía, está previsto que los rehenes lleguen hoy a España, a la misma base aérea ubicada en la comunidad madrileña.
Los reporteros españoles Pampliega y Sastre y el fotoperiodista José Manuel López, desaparecieron en la ciudad de Alepo (Siria) el 12 de julio de 2015 cuando apenas llevaban unas horas después de haber entrado por la frontera turca. 
Los que trabajan como “freelance” para diversos medios de comunicación, fueron capturados por el Frente Al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria. Al parecer, han pasado buena parte de su cautiverio juntos en una casa en Alepo, ciudad en la que antes de su secuestro se disponían a hacer un reportaje, aunque les han ido moviendo por otras zonas del país, según informaron a Europa Press fuentes que han seguido de cerca el caso.
Su guía, el sirio Usama Ajjan, al que ya conocían de viajes anteriores, colgó en las redes sociales varias fotos con sus “amigos españoles” nada más pisar suelo sirio, lo que inconscientemente pudo alertar a sus captores de la presencia de los tres periodistas en el país. De hecho, Ajjan fue secuestrado junto a los tres españoles, pero en su caso le soltaron unos 20 días después.

localizados
El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) les ha tenido localizados y exigió a sus secuestradores que les ofreciese lo que se denomina “pruebas de vida”, es decir, garantías de que los rehenes estaban vivos cuando los servicios secretos no podían comprobar este extremo directamente. 
Estas “señales” han consistido en preguntas formuladas por los amigos o familiares de los periodistas cuya respuesta solo podían contestar correctamente los rehenes. 
Otras veces, la prueba de vida ha sido un vídeo en el que los tres decían su nombre y la fecha del día en que se grabó el vídeo. Por lo general, presentaron durante todo este tiempo un aspecto limpio y saludable, si acaso alguno de ellos más delgado.
A lo largo de los meses, los reporteros han recibido un trato razonable por sus captores, que incluso les han permitido ver el fútbol por televisión e intercambiar cartas con sus allegados. Los  españoles compartieron parte de su cautiverio con un ciudadano japonés y una mujer alemana embarazada.
La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que asumió la coordinación del operativo, contactó ayer tarde con ellos, según indicaron fuentes del Gobierno. 
Su liberación ha sido posible gracias “al trabajo de muchos servidores públicos y la colaboración de países aliados y amigos”, principalmente en la fase final desde Turquía y Qatar. El peso principal de las negociaciones ha corrido a cargo del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), dependiente de la vicepresidencia del Gobierno. 
A pesar de que desde aquí los tenían controlados, se temían que se vieran envueltos en posible combates que nunca se han interrumpido en la zona, pese a la tregua pactada por el régimen de Bachar El Asad y la oposición moderada, de la que quedaron excluidos algunos grupos yihadistas como son Al Nusra y el ISIS.
En concreto, el periodista Antonio Pampliega es colaborador de varios medios y, entre otros, es autor del blog “Un Mundo en Guerra”, donde detalla que está especializado en la cobertura de conflictos bélicos desde el año 2008. 

blog del "otro" mundo
Precisamente, a través de su blog, muestra ese “otro” mundo que también existe y donde la línea que separa la vida y la muerte se rige a golpe de kalashnikov, y donde millones de personas no tienen voz.
Mientras, el periodista Angel Sastre también ha colaborado con varios medios de comunicación y ha recorrido con su cámara diversas zonas de guerra repartidas por América Latina y Oriente Medio, y como él mismo asegura en su cuenta personal de Twitter, tiene el corazón partido entre América Latina y Oriente Medio.
Por último, el tercero José Manuel López es un fotoperiodista galardonado en varios certámenes internacionales por su trabajo en zonas donde impera el conflicto. 
El último de sus premios ha sido la medalla de oro, en la categoría de prensa, del premio Px3 Prix de Fotografía de París.

Comentarios