Domingo 20.01.2019

Hallan el cadáver de una mujer sepultada por la explosión en París

La cifra de víctimas mortales por la detonación en una panadería a causa de un escape de gas asciende a cuatro

Los servicios de emergencia trabajan en el lugar donde se produjo la explosión, en el centro de París | YOAN VALAT (efe)
Los servicios de emergencia trabajan en el lugar donde se produjo la explosión, en el centro de París | YOAN VALAT (efe)

Los equipos de rescate hallaron ayer el cadáver de una mujer sepultado bajo los escombros del edificio donde el sábado se registró una fuerte explosión en el centro de París, lo que eleva a cuatro la cifra de víctimas mortales, informaron fuentes de la Fiscalía.

Además de esta mujer, también murieron en el suceso una turista española que se alojaba en un hotel delante de la panadería que sufrió el escape de gas que provocó la detonación, y dos bomberos que atendían esa fuga, alertados por los vecinos.

Minutos antes del hallazgo del cadáver, los bomberos habían alertado de que se buscaba a una persona entre los restos.

El portavoz de los bomberos, Eric Moulin, declaró a la prensa que los servicios de rescate trabajaban “a mano, levantando piedra por piedra”, mientras los perros continuaban rastreando en busca de más desaparecidos. El inmueble más afectado deberá ser reforzado de arriba abajo, y los vecinos no podrán entrar en los edificios cercanos hasta que los arquitectos confirmen que no sufren daños estructurales que puedan suponer riesgo de derrumbe. 

Operaciones
Una treintena de bomberos continuaban ayer movilizados en las operaciones y tenían previsto seguir en la calle Trévise “al menos 48 horas o quizá toda la semana”. El Ayuntamiento de París señaló que había doce edificios a los que no se podría entrar, como mínimo, en 48 horas. “Todos los habitantes han encontrado una solución de alojamiento. 38 personas que necesitaban un alojamiento de urgencia han sido reubicados por la municipalidad en hoteles”, señaló la Alcaldía. 

Mientras, la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha informó ayer de que la embajada española intenta agilizar la repatriación de los restos mortales de la ciudadana española fallecida en París, un proceso pendiente de la firma de un juez para el que por ahora no hay fecha prevista.

La mujer, Laura Sanz, de 38 años, perdió la vida a causa de la explosión, que alcanzó al hotel donde se hospedaba junto a su marido, en un viaje turístico de fin de semana a la capital gala.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores informó a la Delegación del Gobierno de que la Embajada española “está pendiente de los trámites” para que la repatriación se lleve a cabo “a la mayor brevedad posible”.

Precisamente, Abel Sanz, uno de los hermanos de la joven fallecida, declaró ayer que la familia estaba a la espera de que les dijesen “algo”, pues hasta ese momento lo que le habían dicho a su padre, que está desde el sábado en París, es que el proceso “se puede demorar hasta diez días”.

Dolor
Para el hermano de Laura, esto supone una espera muy larga, por lo que dijo que van a hablar con el cónsul “porque eso es demasiado tiempo y es mucho trajín, muchas vueltas y mucho dolor para nosotros”. Además, se quejó de que sus padres están en el hospital donde falleció su hermana, “sin intérprete ni nada de nada”.


El hermano de la fallecida señaló también que es un momento muy duro, ya que tres niños se quedan huérfanos de madre, el mayor de ellos de nueve años y la pequeña de cuatro.
Relató que el viaje a París era una “ilusión” de su hermana. “Una sorpresa que le dio mi cuñado y mira por dónde ha salido la sorpresa”, dijo muy emocionado. 

Por otro lado, la Canciller del Consulado de España en París visitó ayer a los dos españoles heridos de carácter leve que permanecen hospitalizados tras la explosión.

Comentarios