viernes 25/9/20

Fidel Castro agradece las muestras de cariño recibidas por su 90 cumpleaños

El expresidente cubano Fidel Castro publicó una misiva en el órgano portavoz del Partido Comunista de Cuba, “Granma”, donde agradece las felicitaciones y las muestras de cariño recibidas con motivo de su 90 cumpleaños y se reivindica como el artífice de la Revolución Cubana ante el “desconcierto” de los partidos de masas. 

Un hombre pasea ante un mural con la imagen de Fidel Castro	reuters
Un hombre pasea ante un mural con la imagen de Fidel Castro reuters

El expresidente cubano Fidel Castro publicó una misiva en el órgano portavoz del Partido Comunista de Cuba, “Granma”, donde agradece las felicitaciones y las muestras de cariño recibidas con motivo de su 90 cumpleaños y se reivindica como el artífice de la Revolución Cubana ante el “desconcierto” de los partidos de masas. 
“Deseo expresar mi más profunda gratitud por las muestras de respeto, los saludos y los obsequios que he recibido en estos días, que me dan fuerzas para reciprocar a través de ideas que trasmitiré a los militantes de nuestro Partido y a los organismos pertinentes”, escribe Castro, quien realiza un breve repaso a su infancia desde su nacimiento en Birán, este de Cuba y su relación con su padre, Ángel.
“Pocos años antes del triunfo de la Revolución mi padre murió. Antes, sufrió bastante”, recuerda Fidel sobre sus hermanos.

conciencia 
Castro recuerda cómo a una temprana edad adquirió conciencia de la situación política del país. Sucedió en 1953, “tras el golpe alevoso de Batista”, con la primera Marcha de las Antorchas para conmemorar el centenario del nacimiento del revolucionario cubano José Martí.
“Ya había llegado a la convicción”, explica Castro, “de que ninguna organización estaba preparada para la lucha que estábamos organizando”. “Había desconcierto total desde los partidos políticos que movilizaban masas de ciudadanos, desde la izquierda a la derecha y el centro, asqueados por la politiquería que reinaba en el país”, concluye el dictador.

absolución
“La historia me absolverá”. Así comenzaba el alegato de Fidel Castro cuando es juzgado en 1953 tras el fracaso de su primer intento revolucionario contra el dictador Batista.
Es en este discurso, en el que pasa de acusado a acusador donde esboza el programa de la futura Revolución cubana que sí triunfa en 1959. Lo que nadie sabía cuando pronunció estas palabras es de todo lo que habría que absolverle, o no, en el futuro.
El líder cubano ha logrado convertise en nonagenario a pesar de los 700 planes para asesinarlo y su vida, por larga e intensa, es digna de ser parte de la historia al trascender al propio personaje. Para unos héroe y para otros villano pero sin dejar indiferente. Es amado y odiado pero Fidel Castro es una figura inseparable de la Cuba del último siglo.
Cómo pase a la historia y sea recordado por generaciones futuras será algo que decidirá el tiempo; cuando la perspectiva de los años y las pasiones enfrentadas permitan conocer de dónde viene, qué le llevó a liderar una Revolución y qué le llevó a ser el dictador más longevo.
Castro fue el primer americano en plantar cara al todopoderoso Estados Unidos y esta osadía le salió cara a todo el pueblo cubano. Qué hubiera sido de Cuba sin Castro. Qué hubiera sido de Cuba si el dictador Fulgencio Batista hubiera permanecido en el poder. Qué hubiera sido de los cubanos si Estados Unidos no hubiera arrojado a los brazos de su enemigo a su vecino más cercano. Qué sería de Cuba hoy si el régimen soviético no hubiera caído. Qué sería de Cuba sin el soporte de Hugo Chávez tras el desmoronamiento de la URSS. Qué sería Fidel Castro si no se hubiera convertido en un dictador y hubiera seguido siendo un revolucionario luchador contra las injusticias. Que hubiera pasado si no pasó lo que pasó.

represión
Cómo se justifica, desde quien lidera una lucha contra el régimen dictatorial de Batista, ser él mismo parte de la represión, la falta de libertad y la imposición a la fuerza de un sistema que él impone a fuerza de fusil: su propia dictadura.
Quién sabe qué hubiera pasado si la Revolución no hubiera triunfado; pero lo hizo, y convirtió a Fidel Castro y a su larga vida en protagonista de muchos titulares durante décadas. Pese a su leyenca los cubanos exiliados y los críticos con su régimen no le perdonarán jamás.

Comentarios