lunes 30/11/20

Fallece un ourensano afiliado a las milicias kurdas durante una ofensiva turca en el noroeste de Siria

Un joven español originario de Ourense que luchaba en la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), muerto en la ofensiva que desarrolla Turquía en la región kurda de Afrín

Prokurdos manifestándose contra las operaciones del Ejército turco en Afrín, donde falleció Samuel Prada León (arriba a la derecha) | aec
Prokurdos manifestándose contra las operaciones del Ejército turco en Afrín, donde falleció Samuel Prada León (arriba a la derecha) | aec

Un joven español originario de Ourense que luchaba en la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), muerto en la ofensiva que desarrolla Turquía en la región kurda de Afrín, en el noroeste de Siria, informaron ayer estas fuerzas en un comunicado.
El fallecido, identificado como Samuel Prada León, alias Baran Galicia, murió en combates el pasado 10 de febrero, cuando luchaba “en primera línea de la histórica resistencia en contra de los ataques fascistas del Ejército turco invasor y las bandas aliadas en el cantón de Afrín”, dijo la nota. Según una ficha publicada por las YPG en su página web oficial, Baran Galicia era originario de Ourense, donde nació en 1993. Junto a él fallecieron otros dos combatientes extranjeros, Olivier François Jean Le Clainche, de nacionalidad francesa, y Sjoerd Heeger, holandés.
El español y el francés, cuyo nombre de guerra era Kendal Breizh, se unieron a las YPG en verano de 2017 y “vinieron desde miles de kilómetros de distancia para participar en la lucha contra la barbarie del EI (grupo terrorista Estado Islámico) en Royava (Kurdistán sirio) y demostraron su compromiso con la lucha y los valores socialistas universales hasta el último momento”. La nota detalló que ambos habían luchado en Al Raqa y Deir al Zur, que fueron los principales bastiones del EI en el noreste de Siria, y que tras el comienzo de la ofensiva turca contra el cantón de Afrín “acudieron a esta región con otros muchos amigos internacionales por iniciativa propia”.
Por último, las YPG expresaron su “respeto y gratitud a todos los mártires internacionales” y ofrecieron sus condolencias a las familias de las víctimas y a sus seres queridos. Desde el 20 de enero, Turquía lleva a cabo la operación Rama de Olivo, con el apoyo de grupo rebeldes sirios, en contra de las milicias kurdas sirias que considera terroristas por sus vínculos con el Partido de Trabajadores del Kurdistán, la guerrilla kurda presente en Turquía.
El gallego fallecido, llamado Samuel Prada León, de 24 años, “era un joven que no tenía experiencia militar”, pero pese a ello, “estaba en primera línea y dispuesto a hacer lo que se le decía pese a las consecuencias”, aseguró en una conversación telefónica el miliciano español Simón.
Ambos lucharon el año pasado contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Al Raqa y Deir al Zur, en el noreste de Siria, y el fallecido sólo había recibido entrenamiento durante un mes en un campamento de las YPG. Simón, integrante de la Unidad de Protección de Sinyar (YBS) (una milicia kurda surgida de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) en esta región iraquí) convivió durante un mes con Baran en Al Raqa, considerada la “capital” del EI en Siria hasta que fuerzas lideradas por kurdos la liberaron. Tras terminar esa misión en la ciudad siria, Baran estuvo en Sinyar (Irak) hasta que regresó a Siria para hacer frente a la ofensiva turca iniciada el 20 de enero contra Afrín.
Una fuente kurda de las YPG y amigo de Baran, que pidió el anonimato, indicó en una conversación telefónica desde Afrín que el español murió en el acto el pasado día 10, cuando recibió un disparo en los enfrentamientos con las fuerzas turcas que habían atacado el pueblo Haj Eskandar. Según Simón, Baran murió después de que las YPG dieran “la voz de alarma”, de acuerdo con el relato de otro miliciano español.

Comentarios