Estados Unidos urge a Rusia a una "desescalada inmediata" de las tensiones con Ucrania

Tropas de Ucrania, cerca de la ciudad de Kharkiv/EFE/EPA/SERGEY KOZLOV

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, urgió este martes a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, a iniciar la "desescalada inmediata" de las tensiones en la frontera con Ucrania, a la vez que reiteró su "disposición" a continuar el diálogo "sustantivo" con Moscú por la vía diplomática.


Así lo indica el comunicado enviado por el Departamento de Estado tras la conversación telefónica sostenida hoy entre ambos diplomáticos.


Blinken, según la nota oficial, remarcó ante Lavrov "el compromiso de Estados Unidos con la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, así como el derecho de todos los países de determinar su política exterior y alianzas".


Por ello, instó a Rusia a iniciar una "desescalada inmediata" y "retirar tropas y equipos de las fronteras de Ucrania".


"El secretario enfatizó la disposición de Estados Unidos, bilateralmente y junto a los aliados y socios, a continuar un intercambio sustantivo con Rusia respecto a preocupaciones de seguridad mutuas", agregó el comunicado.


Por último, Blinken recalcó que otra invasión a Ucrania "será respondida con rápidas y graves consecuencias".


La conversación es la primera entre Blinken y Lavrov después de que Washington respondiese por escrito la pasada semana a las exigencias de garantías de seguridad de Moscú, que recibió esa contestación con escepticismo y replicó por escrito de nuevo este lunes.


Pese a insistir en que prefiere el camino de la diplomacia, Washington ha advertido de que prepara diversos escenarios, incluidas duras sanciones a Rusia, en el caso de invasión a Ucrania.


La Casa Blanca cree que hay una "clara posibilidad" de que Rusia invada Ucrania en febrero, aunque el Gobierno ucraniano ha quitado hierro a esa advertencia y ha insistido en que no ve un agravamiento de la situación mayor de los que se han visto con anterioridad.


Orbán ve posible un acuerdo

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, aseguró que ve posible un acuerdo entre Rusia y la OTAN en materia de seguridad, pese a las discrepancias existentes.


"Es posible una solución que garantice la paz y la seguridad de Rusia, y sea aceptable también para la OTAN. Confío en que se logrará (ese acuerdo)", dijo Orbán en una rueda de prensa conjunta en el Kremlin con su homólogo ruso, Vladímir Putin.


Después de unas largas negociaciones con Putin, que se prolongaron por casi cinco horas, el primer ministro húngaro aseguró que en la actualidad hay "grandes diferencias" entre las partes acerca del modelo de la seguridad europea.


"El mundo conoció las exigencias de Rusia y la respuesta no coincide con estas", dijo en alusión a la respuesta por escrito que ofrecieron la semana pasada EEUU y la OTAN a las propuestas de seguridad rusas. Según Orbán, las posturas divergen mucho, pero "se pueden acercar".


En este sentido, el mandatario húngaro confió en que las negociaciones entre las partes durante las próximas semanas "se traduzcan en un acuerdo".


"Hay que reducir la tensión para que no vuelva la guerra fría. Para esto se necesita el diálogo. Saludamos el hecho de que el diálogo ya exista y esperamos que prosiga", apuntó.


Robles asegura "unidad de acción"

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha garantizado este martes que, ante la crisis ucraniana, existe "la máxima unidad de acción" en el seno del Gobierno y también con los socios de la OTAN y de la Unión Europea, porque España es "un aliado serio y fiable".


Ha respondido así en el pleno de la Cámara Alta al senador de Ciudadanos Miguel Sánchez López, quien ha puesto en evidencia las críticas de Podemos a una eventual intervención militar de España y ha lamentado que el país pueda ofrecer una imagen de desunión y de falta de seriedad.


Robles lo ha rechazado y, como ejemplo, ha recordado que Madrid acogerá en junio la cumbre de la OTAN, muestra, a su juicio, de que los socios confían en España y en su compromiso "claro y evidente" con la Alianza.



En este contexto ha ratificado la apuesta "clara e inequívoca" del Gobierno y de la OTAN por el dialogo, las actuaciones diplomáticas y la desescalada y ha pedido a la oposición "sentido de Estado", dejar de lado la política y apoyar esa vía diplomática. 


Estados Unidos urge a Rusia a una "desescalada inmediata" de las tensiones con Ucrania

Te puede interesar