domingo 20.10.2019

Escocia, Gales e Irlanda del Norte llevarán el Brexit ante los tribunales

Los gobiernos autónomos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte podrían recurrir ante los tribunales la salida de la UE que gestiona el Gobierno británico, según apuntó una abogada encargada del recurso legal por el que el Tribunal Superior de Londres ordenó el jueves someter la decisión al Parlamento.

La primera ministra británica, Theresa May, a su llegada a una cumbre europea, en Bruselas	Yves Herman
La primera ministra británica, Theresa May, a su llegada a una cumbre europea, en Bruselas Yves Herman

Los gobiernos autónomos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte podrían recurrir ante los tribunales la salida de la UE que gestiona el Gobierno británico, según apuntó una abogada encargada del recurso legal por el que el Tribunal Superior de Londres ordenó el jueves someter la decisión al Parlamento.
“Esperamos que varios gobiernos se sumen, pero sus argumentos serán distintos. Van a centrarse en sus intereses particulares”, explicó la abogada Gina Miller, coordinadora del último recurso judicial.
La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, mantiene que por el momento no se ha tomado una decisión al respecto. “El Gobierno escocés ha contado con un representante en el procedimiento de este caso y estamos estudiando si debemos participar en el proceso de apelación”, señaló Sturgeon en un artículo publicado ayer en el periódico “The Observer”.
El Gobierno británico anunció ya la presentación de un recurso contra la decisión del Tribunal Superior de Londres. Ahora será el Tribunal Supremo el encargado de decidir sobre esta cuestión. Está previsto que se pronuncie a principios de diciembre.
La mayoría de los escoceses votó a favor de permanecer en la UE en el referéndum del 23 de junio, mientras que en Inglaterra y Gales venció el “Sí” al Brexit. “La decisión que tomemos no será para frustrar lo que se votó en Inglaterra y Gales. Nuestra decisión será sobre cómo conseguir que las acciones del Gobierno británico respeten adecuadamente la forma en la que han votado todas las partes del Reino Unido”, argumentó Sturgeon.
Por otro lado, la primera ministra británica, Theresa May, pidió al Parlamento británico que acepte la legitimidad del referéndum por el que se ratificó el proceso para que el Reino Unido abandonara la Unión Europea, en unas declaraciones formuladas tras la extraordinaria decisión del Tribunal Superior británico de poner en manos de la cámara legislativa la activación del procedimiento. 
“La gente ha tomado su decisión, y lo ha hecho con firmeza. La responsabilidad del Gobierno es ponerse manos a la obra y cumplir esas instrucciones al pie de la letra”, hizo saber Theresa May de su puño y letra en “The Daily Telegraph”. 

abrumadora mayoría
“Fue precisamente el Parlamento quien, por abrumadora mayoría, decidió pone la decisión en manos de sus votantes. El resultado está claro y fue legítimo”, insistió posteriormente May a través de un comunicado de su oficina con motivo de su viaje a India.
“Por todo ello, tanto diputados como colegas deberán aceptar lo que ha decidido la gente, aunque se hayan declarados opuestos al plebiscito”, añadió la primera ministra. 
En su última declaración, May pidió que todas las partes implicadas se concentren en la mejor solución para el país” una vez se active el mecanismo de salida, que describió como “ceñirse al plan estipulado y guardarse parte de las cartas durante la negociación” con la UE. 
Lo contrario, advirtió May, “pondrá muy difícil la posibilidad de obtener el mejor resultado para el país”. n

Comentarios