jueves 29/10/20
EGIPTO CRISIS

El Ejército egipcio mata a 14 supuestos extremistas en el norte del Sinaí

El Ejército egipcio anunció hoy que sus tropas mataron a al menos 14 supuestos combatientes extremistas en las operaciones efectuadas en las últimas 24 horas en el norte del Sinaí, feudo de grupos de tendencia yihadista.

Un soldado egipcio hace guardia en el lugar de un atentado contra un convoy militar, perpetrado el pasado 20 julio a 600 kilometros del Cairio. EFE/Archivo
Un soldado egipcio hace guardia en el lugar de un atentado contra un convoy militar, perpetrado el pasado 20 julio a 600 kilometros del Cairio. EFE/Archivo

El Ejército egipcio anunció hoy que sus tropas mataron a al menos 14 supuestos combatientes extremistas en las operaciones efectuadas en las últimas 24 horas en el norte del Sinaí, feudo de grupos de tendencia yihadista.

Según un comunicado, los radicales perdieron la vida en tiroteos y en enfrentamientos con los militares, que no sufrieron bajas en sus filas, en las zonas de Sheij Zueid y en la localidad de Rafah, fronteriza con la Franja palestina de Gaza.

En el marco de esta amplia campaña de seguridad, los militares detuvieron a 47 supuestos extremistas y destruyeron ocho motocicletas y seis camionetas que eran usadas por estos.

Las Fuerzas Armadas egipcias advirtieron en su nota de que continuarán con sus campaña contra los extremistas en el Sinaí hasta "erradicarlos".

Varios ataques con proyectiles se registraron ayer en el norte del Sinaí, uno de ellos contra una vivienda en Rafah, donde murieron cuatro niños y otras seis personas resultaron heridas.

Además, una mezquita sufí de la ciudad de Al Arish fue blanco de seis proyectiles RPG, en un ataque que se cree es obra de los grupos extremistas.

El Ejército egipcio también mató el viernes pasado a doce supuestos yihadistas en el norte del Sinaí y detuvo a unos veinte.

La península del Sinaí se ha convertido en un feudo para grupos de tendencia yihadista, como Ansar Beit al Maqdis, y es frecuente escenario de ataques contra las fuerzas de seguridad.

Este tipo de ataques y las operaciones castrenses para evitarlos han aumentado en Egipto desde el derrocamiento militar del presidente islamista Mohamed Mursi el 3 de julio de 2013.

Comentarios