jueves 26/11/20

Continúan los ataques en la República Centroafricana pese a la intervención de Francia

Los enfrentamientos entre milicias rivales continuaron ayer en la capital de la República Centroafricana, Bangui, donde se registraron ataques indiscriminados contra civiles, pese a la intervención militar de Francia.

Tiangaye saluda a Hollande en una cumbre celebrada en París                 efe
Tiangaye saluda a Hollande en una cumbre celebrada en París efe

Los enfrentamientos entre milicias rivales continuaron ayer en la capital de la República Centroafricana, Bangui, donde se registraron ataques indiscriminados contra civiles, pese a la intervención militar de Francia.
El religioso español Juan José Aguirre, obispo de la ciudad centroafricana de Bangasú, dijo que los rebeldes de Séléka, partidarios del actual presidente centroafricano, Michel Djotodia, están “ajusticiando” a milicianos “Anti-Balaka” (que apoyan al expresidente François Bozizé) en Bangui, donde aseguró que se está produciendo una “matanza indiscriminada”.
Aguirre está refugiado junto a otras 3.000 personas en una parroquia de la capital, adonde acudió a principios de esta semana para acompañar a varios periodistas españoles hasta el aeropuerto. El jueves se disponía a volver en coche a su diócesis, pero los bombardeos y los intensos tiroteos entre las milicias y las fuerzas de seguridad le hicieron buscar refugio.
Más de 130 personas han muerto en los combates entre milicias y las fuerzas de seguridad que sacudieron el jueves Bangui.
La operación militar francesa “Sangaris” en la República Centroafricana comenzó la noche del jueves a partir del operativo dispuesto en el aeropuerto de Bangui con militares de patrulla en otras zonas de la capital.
Por su parte, el presidente francés, François Hollande, subrayó ayer que Francia ha querido actuar en la República Centroafricana porque no se puede permitir “que se perpetren masacres”, y porque no quiere que haya dudas sobre el compromiso de su país respecto al continente africano. “Hoy, en el corazón de África, hay un pueblo en sufrimiento, que nos llama. No podemos dejar que se perpetren masacres, que se cometan exacciones incluso en hospitales”, indicó en la apertura de una cumbre franco-africana, a la que acudió el primer ministro de la República Centroafricana, Nicolas Tiangaye.
Mientras, la Unión Europea anunció ayer el envío de 50 millones de euros para respaldar la Misión de Apoyo Internacional en la República Centroafricana liderada por la Unión Africana, unos fondos que serán destinados a cubrir costes operacionales, pero no relativos al equipamiento militar.
“La UE ha desbloqueado esta mañana 50 millones de euros para la misión internacional de apoyo a la República Centroafricana, bajo la conducción africana (Misca)”, afirmó el portavoz comunitario Frederic Vincent.
“La Misca contribuirá a la estabilización del país y a la protección de la población local, la creación de las condiciones propicias al suministro de asistencia humanitaria y la reforma de la defensa y la seguridad”, recalcó Vincent.
Los fondos podrán destinarse a financiar cuestiones como la alimentación de las tropas, los salarios del personal civil de la misión, los medios de transporte, las telecomunicaciones o los servicios médicos.
La crisis comenzó cuando, el pasado 24 de marzo, la capital fue tomada por los rebeldes de Séléka, que asumieron el poder en el país tras la salida de Bozizé al exilio.

Comentarios