viernes 06.12.2019

Consejos para proteger la salud de muchas horas diarias de oficina

Si eres de esas personas que pasa gran parte del día en la oficina, estos hábitos te ayudarán a proteger tu salud

Consejos para proteger la salud de muchas horas diarias de oficina

Hay trabajos que obligan a estar muchas horas sentado en una oficina, lo cual puede resultar incómodo e incluso estresante, además de poder provocar otros problemas para la salud. Pero en las siguientes líneas vamos a ver una serie de prácticas que sirven para hacer que ese tiempo sea menos perjudicial.

Ajustar la pantalla del ordenador

A la hora de pensar en la salud el primer pensamiento puede no ser sobre la vista, pero pasar más de ocho horas al día frente al ordenador no es precisamente lo mejor para los ojos. No obstante, siempre se pueden hacer pequeños ajustes en el ordenador como por ejemplo, poner un tamaño más grande de letra para que no haya que forzar la vista. También se puede reducir el brillo, e incluso ajustar la altura de la pantalla para no tener dolores de cuello.

Descansa las muñecas

Una de las pocas partes del cuerpo que están en movimiento todo el tiempo son las muñecas, y de ahí la importancia de dejar que descansen. Si te duelen especialmente debes plantearte la posibilidad de comprar un descansa muñecas, que consiste en una tira acolchonada con gel que sirve para amortiguar las muñecas y prevenir problemas derivados de estar muchas horas frente al ordenador.

Utiliza una silla apropiada

Una de las formas más simples de mejorar la salud en la oficina es adaptar la postura. Muchas personas tienen una simple silla estándar con ruedas, y en ese caso es fundamental comprobar que está a medida del usuario. Pero es mejor adquirir un modelo totalmente adecuado para pasar tantas horas en la oficina. Recuerda que puedes comprar en el Black Friday sillas ergonómicas aprovechando los descuentos que se hacen en esa fecha.

 

Mantente en movimiento siempre que puedas

Puedes ponerte una alarma en el ordenador o el móvil para recordarte que debes levantarte varias veces al día. Puedes hacerlo por ejemplo mientras hablas por teléfono, pero también puedes salir de la oficina y caminar un poco para ejercitarte en la medida de lo posible.

Cuidado con los tentempiés que tomas

El estrés y el cúmulo de trabajo pueden hacer que te apetezca comer alimentos en la oficina que quizás no siempre sean saludables. Es preferible tomar unas nueces, otros frutos secos o una barra de cereales, que otros productos menos saludables como bollería industrial.

 

Pon una planta en tu escritorio

Tener una planta en la oficina es aconsejable no solo porque sean muy bonitas, sino porque está comprobado que tener una planta en la mesa de escritorio ayuda a disminuir la fatiga y otros síntomas, como el dolor de cabeza y el ardor de garganta.

Y aunque no se sabe con seguridad si se trata de un efecto físico (ya que el oxígeno fresco es siempre bueno para todo el mundo) o psicológico (porque es bueno para el estado de ánimo ver una parte de la naturaleza), pero es de sobra sabido que aquellos lugares de trabajo en los que hay plantas tienden a resultar menos estresantes, y su presencia ayuda a aumentar la productividad.

 

Comentarios