lunes 3/8/20

China comienza los ensayos de una vacuna con seres humanos

Estados Unidos había anunciado lo mismo hace veinte días, pero Pekín asegura que será más rápido
A la espera de la vacuna, el uso de la mascarilla es común en ciudades como Beijing | wu hong
A la espera de la vacuna, el uso de la mascarilla es común en ciudades como Beijing | wu hong

El Gobierno de China anunció ayer que ha comenzado los ensayos clínicos en humanos de una vacuna contra el coronavirus desarrollada “con éxito” por la Academia Militar de Ciencias y preparada para “una producción a gran escala, segura y efectiva”, aunque habrá que esperar todavía varios meses para su uso masivo. 

Este anuncio se realizó apenas 19 horas después de que Washington comunicase el inicio por su parte de las pruebas en humanos de una vacuna. Pero Pekín promete que los procedimientos para ponerla a disposición de la población serán más rápidos en el gigante asiático que en EEUU, según el diario oficial Global Times.

Sin embargo, este mismo medio, perteneciente al todopoderoso Diario del Pueblo –el órgano oficial del Partido Comunista Chino (PCCh)– advirtió de que la vacuna no estará disponible para un uso masivo probablemente hasta un período que fija entre 12 y 18 meses. Se trata en cualquier caso de la primera vacuna, de las muchas que se intentan desarrollar en varios laboratorios chinos, que se somete ya a pruebas en humanos, desde el pasado lunes.

El remedio fue concebido por un equipo militar de investigación médica encabezado por la epidemióloga y general de división del Ejército Popular Chen Wei, que se desplazó a la ciudad de Wuhan, el foco de la epidemia, para trabajar en una vacuna en colaboración con la compañía de biotecnología CanSino Biologics con sede en la ciudad septentrional de Taijin.

Como una situación militar 
Chen es conocida en China por haber desarrollado en 2014 la primera vacuna en Asia y la tercera en el mundo para combatir el virus del Ébola. Según los medios chinos, los militares tienen ventajas frente a los laboratorios o compañías privadas en el desarrollo de vacunas ya que afrontan menos restricciones a la hora de trabajar en lugares con condiciones experimentales óptimas, como en este caso el epicentro del coronavirus en Wuhan. “La epidemia es como una situación militar. El epicentro equivale al campo de batalla”, aseguró la investigadora médica militar en declaraciones que recoge la prensa local.

La vacuna ha sido sometida a pruebas de seguridad, efectividad y control de calidad y está preparada para una producción masiva, según un comunicado del Ministerio de Defensa.

Comentarios