martes 4/8/20

China afirma que ya no quedan pacientes ingresados por el Covid-19 en Wuhan

El nuevo epicentro de casos se encuentra ahora en la provincia nororiental que limita con Rusia
Wuhan comenzó a levantar el confinamiento el pasado 8 de abril | efe
Wuhan comenzó a levantar el confinamiento el pasado 8 de abril | efe

Wuhan, cuna de la pandemia de coronavirus Sars-Cov-2, dio de alta a todos los pacientes hospitalizados por el virus, según aseguró ayer el portavoz de la Comisión Nacional de Sanidad, Mi Feng.

Horas antes, en su parte diario, la Comisión Nacional de Sanidad de China cifró en doce los pacientes infectados “activos” por el coronavirus que quedaban en Wuhan hasta la medianoche local del pasado sábado (16.00 horas GMT del sábado).

La información publicada ayer por la prensa estatal china no precisó si continúa habiendo contagiados con síntomas leves que no requieren de hospitalización en la ciudad. El pasado viernes, las autoridades sanitarias registraron el último paciente en estado grave en Wuhan quien, a tenor de la información divulgada por Mi, habría sido también dado de alta.

Wuhan no ha vuelto a registrar casos graves desde el pasado viernes, y lleva al menos desde el pasado día 14 sin registrar decesos por la resultante neumonía Covid-19.

La urbe, capital de la provincia centro-oriental de Hubei, certificó hasta la fecha al menos 3.869 fallecimientos por el Covid-19 entre los 50.333 pacientes diagnosticados de los 4.632 decesos registrados oficialmente en China.

Nuevo foco

Aunque los primeros casos de coronavirus se detectaron en Wuhan, ahora el principal foco se encuentra en la provincia nororiental de Heilongjiang, fronteriza con Rusia y cuyo paso fronterizo Pekín se vio obligado a cerrar al registrar un aumento de ciudadanos chinos infectados procedentes de Rusia.

Ayer, China detectó once nuevos infectados en todo el país, cinco de ellos precisamente en la provincia de Heilongjiang. El número de infectados “activos” en el país asiático queda en 801 (82.827 en total desde el inicio del brote), 51 de ellos en estado grave.

Presiones a Berlín

Por otro lado, el régimen chino intentó influir en el Gobierno alemán para que valorase positivamente el manejo de la pandemia del coronavirus, según una respuesta del Ejecutivo de Angela Merkel a una pregunta parlamentaria.

El gabinete tuvo conocimiento de “contactos de diplomáticos chinos con funcionarios alemanes con el propósito de lograr valoraciones positivas del manejo de la pandemia por parte de la República Popular China”, precisa la respuesta, cuya autenticidad confirmó ayer el Ministerio alemán de Interior, después de que el dominical “Welt am Sonntag” informase al respecto.

En contestación a una pregunta de la diputada verde Margarete Bause, se detalla que funcionarios del Ministerio del Interior fueron contactados por diplomáticos chinos con ese propósito, de lo cual se alertó al departamento de Exteriores. El Ejecutivo alemán, de acuerdo con la respuesta, no accedió a los deseos chinos.

“Desde el punto de vista del Gobierno federal, la transparencia tiene un papel clave en la lucha contra la pandemia y eso lo dejamos claro ante la República Popular”, agrega.

Sin embargo, en la misma respuesta el gabinete destaca los esfuerzos chinos en la lucha contra el coronavirus y señala que, dentro de una relación estratégica, hay contactos permanentes con respecto a varios asuntos.

Bause, en declaraciones a “Welt am Sonntag”, criticó la actitud del Ejecutivo alemán ante China y dijo que la respuesta de Interior mostraba el temor de Berlín a pronunciarse críticamente hacia Pekin.

Comentarios