miércoles 5/8/20

Los casos de contagios en China descienden por debajo de los 10.000

De los casi 81.000 positivos, más de 67.000 lograron superar con éxito 
la enfermedad y 3.213 fallecieron
Las personas que viajen a Pekín desde el extranjero deberán cumplir catorce días de cuarentena | EFE
Las personas que viajen a Pekín desde el extranjero deberán cumplir catorce días de cuarentena | EFE

El número de infectados por coronavirus que continúan contagiados en China se redujo por debajo de la barrera de los 10.000 en las últimas 24 horas, un lapso de tiempo que dejó catorce muertes y 16 nuevos casos, doce de ellos “importados” del exterior.

El incremento de estos casos provocó más controles en los aeropuertos y que la capital, Pekín, imponga desde ayer cuarentenas obligatorias a quienes entren en la ciudad desde el extranjero.

La Comisión Nacional de Sanidad de China aseguró en la jornada de ayer que, hasta ahora, se diagnosticaron 80.860 contagios, de los que 67.749 superaron con éxito la enfermedad, mientras que 3.213 perecieron, lo que sitúa la cifra de infectados “activos” de SARS-CoV-2 en 9.898.

De los nuevos contagios, sólo cuatro son “locales” y se registraron en Wuhan, capital provincial de Hubei y la ciudad más castigada por la enfermedad, ya que acumula un total de 2.469 muertos.

La tendencia a la baja de nuevos infectados llevó el pasado jueves a las autoridades sanitarias chinas a declarar que el pico de transmisiones había llegado a su fin en el país asiático, aunque recalcó que no se debía bajar la guardia.

Temor al rebrote

Desde el mismo jueves, se detectaron 123 casos de pacientes llegado a China de otras partes del mundo. El temor a un rebrote llevó a las autoridades a dictar que todas las personas que viajen a Pekín desde el extranjero sean enviadas a instalaciones habilitadas para realizar una cuarentena obligatoria de catorce días.

Incluso los residentes en Pekín no podrán realizar la cuarentena en su casa a no ser que sean mayores de 70 años, menores de edad, mujeres embarazadas y los que puedan demostrar que viven solos, además de los enfermos cuya dolencia no les permita someterse al aislamiento.

En esos casos, los viajeros tendrán que solicitar, antes de regresar a Pekín, hacer la cuarentena en su casa a su comunidad de residencia, que deberá “verificar” si la vivienda del solicitante “cumple con las condiciones”, según el comunicado del Gobierno municipal.

En el caso de hacerse en un hotel, los viajeros de paso y los residentes en Pekín (muchos deben regresar para retomar sus trabajos) tendrán que abonar los gastos de alojamiento, según la instrucción municipal.

Comentarios