miércoles 20/1/21

Carolina del Sur sufre graves inundaciones y otros incidentes tras la llegada del huracán “Matthew”

El huracán “Matthew” tocó durante la mañana de ayer tierra cerca de la ciudad de McClellanville, en la costa del estado de Carolina del Sur. La llegada del temporal provocó desde primera hora importantes inundaciones en el interior, según informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

El huracán ha dejado numerosas imágenes de dolor y necesidad en distintas zonas de Haití	reuters
El huracán ha dejado numerosas imágenes de dolor y necesidad en distintas zonas de Haití reuters

El huracán “Matthew” tocó durante la mañana de ayer tierra cerca de la ciudad de McClellanville, en la costa del estado de Carolina del Sur. La llegada del temporal provocó desde primera hora importantes inundaciones en el interior, según informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC). Sin embargo, el organismo rebajó la intensidad de “Matthew’ a categoría 1 justo cuando se encontraba a 35 kilómetros de Charleston, la segunda ciudad más grande del estado. 
El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó sobre la llegada de los fuertes vientos a la localidad con un sucinto mensaje en el que advirtió de que se habían producido “graves inundaciones en el interior”.
Según el NHC, “la combinación de la marejada ciclónica peligrosa, la marea y las olas grandes y destructivas causarán que se inunden áreas normalmente secas cerca de la costa al aumentar los niveles de agua que se muevan sobre tierra desde la costa”. Además, el organismo alertó de que las inundaciones podrían agravarse con la llegada de la marea alta.
Antes de alcanzar Carolina del Sur, la tormenta ya había provocado casi 900 muertos en Haití y había sacudido también Georgia y Florida, donde se contabilizaron cuatro muertes. Además, al cierre de esta edición, había al menos 1,5 millones de hogares y negocios sin suministro eléctrico. 
El viernes por la noche había solo en Florida más de 6.000 personas acogidas en refugios, según el gobernador de Florida, Rick Scott, quien ayer se mostró  satisfecho de que se hubiesen limitado los daños. “Es una bendición que “Matthew” se haya quedado lejos de nuestra costa”, afirmó, aunque reconoció que había incidentes como carreteras dañadas, árboles derribados y falta de electricidad. Por contra, evitó aludir a los fallecidos.
En Haití, donde la tormenta pasó el martes, aún hay 61.500 personas en refugios, según las autoridades. Médicos Sin Fronteras trasladó a los primeros afectados por el cólera en helicópteros. Estados Unidos envió al buque anfibio “Mesa Verde” con helicópteros y maquinaria pesada para ayudar.

Comentarios