martes 4/8/20

Un brutal atentado suicida provoca al menos 36 muertos y un centenar de heridos en Bagdad

Un doble atentado suicida en el centro de Bagdad causó cerca de cuarenta muertos y más de noventa heridos. Es el segundo de estas características que padece la capital de Irak en tres días.

Un grupo de iraquíes se acercan a la plaza Tayaran, donde se produjo el ataque | alí abbas (efe)
Un grupo de iraquíes se acercan a la plaza Tayaran, donde se produjo el ataque | alí abbas (efe)

Un doble atentado suicida en el centro de Bagdad causó cerca de cuarenta muertos y más de noventa heridos. Es el segundo de estas características que padece la capital de Irak en tres días.
El balance provisional de víctimas al cierre de esta información era de 36 fallecidos y 91 heridos, aunque se teme que las cifras puedan aumentar debido a la gravedad de muchos de los heridos, según informó la cadena de televisión local Al Sumaria.

En el centro de la ciudad
El portavoz del Ministerio del Interior, Saad Maan, explicó que dos terroristas suicidas se han inmolado en la plaza Al Tayaran (plaza de la Fuerza Aérea), en el centro de la ciudad.
Las explosiones se produjeron de forma casi simultánea llevadas a cabo por dos terroristas que llevaba adosados a sus cuerpos cinturones de explosivos y denotaron las cargas junto a un grupo de trabajadores que se encontraban en la plaza. A los pocos minutos del atentado, las fuerzas de seguridad establecieron un cordón policial mientras las ambulancias evacuaban los cadáveres y a los numerosos heridos.
La plaza Al Tayaran es una de las principales zonas comerciales de la capital iraquí y allí suelen reunirse los jornaleros en busca de trabajo.

Reivindicación
Pese a que nadie reivindicó el atentado, todo parece indicar que es obra de Estado Islámico, ya que perpetró varios ataques de estas mismas características y dirigidos contra los trabajadores. Aunque el Gobierno de Bagdad diera por concluida el “fin de la guerra” contra Estado Islámico y afirmara que se había expulsado al grupo terrorista de la capital del país y de la mayoría de las zonas urbanas, aún continúa habiendo células activas en el país.

Poco antes de este último doble atentado, el primer ministro del país, Haider al Abadi, anunció que se presentará a la reelección en los comicios al frente del bloque Alianza de la Victoria, integrada por el Movimiento Hikma –encabezado por el influyente clérigo chií Ammar al Hakim– y las Fuerzas de Movilización Popular –una coalición de milicias principalmente chiíes–.
Abadi, que pidió “a los partidos políticos y leales” que se unan a este bloque, recalcó que “la Alianza de la Victoria logrará mantener el gran triunfo logrado sobre el terrorismo, honrar los sacrificios de los soldados y combatir todas las formas de corrupción”.
“Es el momento de empezar la reconstrucción de Irak y lograr la reconciliación entre el pueblo iraquí”, señaló el primer ministro en su comunicado, según informó Shafaq News. El anuncio de Al Abadi, miembro del partido Dawa, llegó apenas un día después de que el exprimer ministro y líder de la formación, Nuri al Maliki, afirmara que se presentará a las elecciones bajo una coalición.
Al Maliki, quien abandonó el cargo en medio de las críticas contra él por el colapso del Ejército ante la ofensiva relámpago del grupo yihadista Estado Islámico en verano de 2014, ocupa una de las vicepresidencias y lidera Dawa, el partido con más representación en el Parlamento.
Durante la jornada del sábado, subrayó que los seguidores de Dawa serían libres de elegir entre su coalición y la que presumiblemente iba a encabezar Al Abadi, que se materializó el domingo..
La coalición formada por el primer ministro amplía su apoyo entre los partidos chiíes, si bien aísla al influyente clérigo Muqtada al Sadr.

Comentarios