Bruselas recuerda a Salvini que Italia tenía fondos europeos suficientes para mantener el puente

Un bombero contempla dos edificios junto al puente que se derrumbó el pasado martes en Génova | Luca Zennaro (efe)

La Comisión Europea (CE) recordó ayer que Italia era responsable del mantenimiento del puente derrumbado en Génova y que disponía de fondos europeos y recomendaciones para ello, después de que el viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini, atribuyera la tragedia a las restricciones presupuestarias de la UE.

La Comisión Europea (CE) recordó ayer que Italia era responsable del mantenimiento del puente derrumbado en Génova y que disponía de fondos europeos y recomendaciones para ello, después de que el viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini, atribuyera la tragedia a las restricciones presupuestarias de la UE.
“Creemos que ha llegado el momento de dejar algunas cosas claras”, señaló el portavoz comunitario Christian Spahr después de que Salvini dijese el miércoles que “las limitaciones externas” impuestas por Bruselas impiden a Italia “gastar para tener carreteras seguras y escuelas”. 
El Ejecutivo comunitario recordó que, para el actual período 2014-2020, Italia tiene “unos 2.500 millones de euros de fondos europeos estructurales y de cohesión para inversiones en la red de infraestructuras, como carreteras o ferroviarias”.
Agregó que Bruselas aprobó el pasado abril un plan de inversiones italianas de 8.500 millones de euros destinadas a infraestructuras, “incluida la región de Génova”. “Bajo las reglas presupuestarias acordadas, los países tienen libertad para fijar políticas prioritarias específicas. Por ejemplo, el desarrollo y el mantenimiento de infraestructuras. De hecho, la UE ha animado a Italia a invertir en infraestructuras”, añadió el portavoz comunitario.

Recomendación
En concreto, recordó que en las recomendaciones específicas por país para 2018, adoptadas por el Consejo de la UE, se llamaba “a las autoridades italianas a enfocar mejor las inversiones para impulsar el desarrollo de las infraestructuras”.
Por otro lado, el Gobierno italiano y la concesionaria Autostrade per l’Italia, filial de Atlantia y responsable del mantenimiento del puente que se derrumbó el martes, protagonizaron ayer un cruce de acusaciones a raíz de un siniestro que ha causado al menos 38 muertos.
El Gobierno, que el miércoles pidió la dimisión de los directivos de Autostrade, siguió ayer la misma estrategia y apuntó a la compañía como la responsable del suceso. El viceprimer ministro de Italia y titular de Desarrollo Económico, Luigi Di Maio, reiteró ayer  la intención del Ejecutivo de iniciar un proceso para revocar la concesión a Autostrade.
Por su parte, Matteo Salvini consideró que los directivos deberían darse “un baño de humildad” y ayudar económicamente a las familias de la víctimas.
El miércoles, el ministro italiano de Infraestructuras, Danilo Toninelli, pidió a los directivos de Autostrade que presentaran su dimisión por estos hechos. Atlantia, que ha comprado junto a la constructora española ACS la concesionaria Abertis –también española–, se desplomó ayer un 22,26 por ciento al cierre en la Bolsa de Milán.  La compañía salió al paso de las críticas contra su filial y cargó contra el Gobierno por realizar unas declaraciones que tienen importantes repercusiones para los accionistas y bonistas. Además, culpó al Ejecutivo de haber anunciado un proceso para la revocación de la concesión a Autostrade “en ausencia de investigaciones sobre las causas reales del incidente”.
Por otro lado, el Movimiento 5 Estrellas (M5S), que ahora gobierna Italia con la Liga, se enfrenta a duras críticas, ya que en el pasado calificó de “cuento” las advertencias sobre el peligro de derrumbe del puente. Los medios italianos publicaron un artículo del blog del fundador del M5S, el cómico genovés Beppe Grillo, en el que calificaba de “cuento” el posible derrumbe de este viaducto. 
Grillo y el M5S se oponían a la construcción de la llamada “Gronda”, una autopista que conectaría Génova con la localidad de Vesima y sería una alternativa a este tramo de la carretera A10, donde se encuentra el puente que se derrumbó. l