sábado 26/9/20

Bruselas presenta a los países de la UE las alternativas a un Brexit sin acuerdo

La Comisión Europea (CE) ha comenzado a explicar a los estados miembros las herramientas legales con las que cuenta ante un posible Brexit sin acuerdo, un escenario en el que, para ciertos sectores, se podrían aprobar leyes en un plazo de cinco días para evitar las peores consecuencias de un divorcio drástico.

La primera ministra británica, Theresa May | Peter Foley (efe)
La primera ministra británica, Theresa May | Peter Foley (efe)

La Comisión Europea (CE) ha comenzado a explicar a los estados miembros las herramientas legales con las que cuenta ante un posible Brexit sin acuerdo, un escenario en el que, para ciertos sectores, se podrían aprobar leyes en un plazo de cinco días para evitar las peores consecuencias de un divorcio drástico.
Fuentes europeas confirmaron ayer que la Comisión Europea explicó este miércoles a los embajadores de los estados miembros ante la UE (Coreper) que la legislación europea cuenta con procedimientos por los que, en determinadas áreas, se podrían aprobar rápidamente normativas para evitar perjuicios inmediatos si hay divergencias regulatorias entre la UE y el Reino Unido.
Se trata de sectores como las aduanas o el transporte, en los que la actividad podría verse bloqueada en los momentos inmediatos a la salida británica, prevista para la medianoche del 29 al 30 de marzo, pero también en los servicios financieros o los derechos de los ciudadanos.
“Lo que dijo la Comisión fue que en algunas áreas hay muchas cosas que se pueden hacer en cinco días, pero no porque sea un procedimiento acelerado, sino porque la propia naturaleza del procedimiento permite que se haga en cinco días. Hay medidas prácticas que se pueden tomar bastante rápido”, señalaron las fuentes europeas.
No obstante, antes de recurrir a esta alternativa tiene que haber una decisión política tanto para decidir que se da por perdida la posibilidad de llegar a un acuerdo como para decidir qué mecanismos se ponen en marcha.
Además, recalcaron, la Comisión dejó claro a los embajadores que el foco de sus trabajos de negociación con Londres sigue siendo llegar a un acuerdo completo, no sector a sector.

Diferencias
La sombra del Brexit sin pacto ha planeado sobre Bruselas durante toda la negociación, pero tras la cumbre de líderes de Salzburgo se han hecho más patentes las diferencias entre los dos bloques, especialmente en la cooperación económica y la frontera irlandesa.
En la ciudad austríaca, los líderes de los 27 países que permanecerán en la UE tras el Brexit pusieron al borde del abismo al llamado “plan de Chequers”, que rechazan al considerar que el Reino Unido no puede estar integrado en un mercado común de mercancías sin aceptar la libre circulación de personas, servicios y capitales.
La primera ministra británica, Theresa May, replicó pidiendo a los Veintisiete que muevan ficha para desbloquear las negociaciones y les acusó de no haber puesto sobre la mesa propuestas alternativas.
No obstante, fuentes del Consejo afirmaron que el encuentro del Coreper ya estaba previsto desde incluso antes de la cumbre de Salzburgo y no fue convocado de emergencia. La intención de Bruselas es seguir trabajando en busca de un acuerdo en las próximas semanas, el llamado “plan A”, según explicó este jueves el portavoz jefe comunitario, Margaritis Schinas. l

Comentarios